La Universidad convoca ayudas para los excluidos de las becas estatales

El Ideal Gallego-2014-01-11-017-7cfdbfba

Figura en los estatutos de la Universidad y, como tal, la entidad académica atiende las necesidades de sus miembros. El artículo 63.3 de dichos estatutos establece que “con el objeto de que nadie quede excluido del estudio en la Universidad por razones económicas, esta instrumentará una política de becas, ayudas y créditos dirigida a los estudiantes y establecerá modalidades de exención parcial o total del pago de los precios públicos por prestación de servicios académicos”.
A esta premisa de la entidad local, se suman los cambios en los criterios para la concesión de una beca estatal, introducidos por el Ministerio de Educación, que dejarán fueran a cientos de miles de universitarios este curso. En este contexto, la Universidad coruñesa ha convocado sus becas propias para todos aquellos que no reciban una ayuda ni del ministerio ni de la Consellería de Educación autonómica.

dificultades económicas
Para paliar las consecuencias de la crisis y las dificultades económicas que atraviesan cientos de familias con hijos en edad universitaria en A Coruña, la Universidad pone a disposición de su alumnado un total de 100.000 euros, con cargo a su presupuesto anual, para conceder este tipo de ayudas. Con ellos, según la resolución del Rectorado hecha pública ayer mismo, se busca ayudar a los estudiantes a hacer frente al pago de sus estudios. Los alumnos podrán pedir estas ayudas desde hoy en la sección de becas del pabellón de estudiantes de Elviña o en el Registro Auxiliar de Ferrol. El plazo se cerrará el 11 de abril.
Para optar a estas becas, los estudiantes deberán estar matriculados en títulos de grado, diplomatura o licenciatura, en arquitecturas e ingenierías de la entidad. Quedan excluidos los másteres y doctorados, así como postgrados y títulos propios.
La convocatoria establece una cuantía máxima de 250 euros para las enseñanzas no técnicas, y de 400 para las técnicas. Los solicitantes, además, deben cumplir unos criterios académicos: estar matriculado en un mínimo de 40 créditos en el actual curso haber superado el 60% de los créditos de la titulación en las carreras técnicas, y un 50% en las no técnicas. Esta medida se integra dentro del fondo social puesto en marcha por la universidad coruñesa, dotado con 115.000 euros, que aglutina también las ayudas por dificultades económicas sobrevenidas, y de las que el año pasado se beneficiaron 19 estudiantes. La Universidad cumple así con uno de sus compromisos “de base”, como siempre recuerda el rector.

La Universidad convoca ayudas para los excluidos de las becas estatales

Te puede interesar