“A pesar de que te han pasado cosas, si tú eres tonto, lo vas a ser toda tu vida”

El Ideal Gallego-2015-05-21-015-7227efac
|

Se abre el telón y aparece el Caribe con toda su luz. Sin embargo, ni el agua es tan cristalina como aparenta ni las dos parejas que ponen un pie en “Cancún” vienen al Colón como embajadoras del “peace and love”. En una joya de Galcerán, donde hasta la escenografía está compinchada para sorprender.

¿Qué pasa en Cancún?
A estas dos parejas les pasan cosas maravillosas, después de pasar 25 años viajando juntas. Todo sucede en la primera noche cuando después de beber una copa de champán, uno de los personajes empieza a hablar sobre un tema, que afecta a todos y hace que todo cambie.

Y sin posibilidad de escapar.
Para lo bueno y para lo malo, están en el Caribe con esa sensación de estar atrapados.

Pero, ¿es una comedia, no?
Así es. La obra está muy bien escrita. Para Jordi Galcerán, es uno de sus mejores textos, técnicamente hablando, donde vuelve a llevar al espectador por caminos que no se espera.

Algo interesante no solo para la butaca. También a nivel actor.
Sí, esto motiva mucho a la hora de trabajar.

¿Cómo es su personaje?
Mi personaje es el más claro y diáfano. Desde el principio, el público me ve como soy: Un libro abierto, que empatiza muy bien con la gente y es muy feliz entre comillas.

¿Cómo funcionan los cuatro?
Estos son nuestros últimos bolos, pero Galcerán facilita mucho las cosas y después, el trabajo de Gabriel hace que transites por la obra con menos problemas desde la figura central de María, que es como el palo donde se aguanta todo lo demás. Ella nos facilita mucho la química.

¿Tendrán estrés post-vacacional cuando la dejen?
Sí, porque la relación con la butaca es muy potente y pasan cosas que entienden muy bien. En la vida, aunque no de forma tan heavy, pensamos en qué habría pasado si hubiera decidido lo otro y cómo estaría mi vida ahora. Este mundo vital te lleva hacia sitios y la obra es una tesis que viene a confirmar que, a pesar de que te han pasado cosas, si tú eres tonto, lo vas a ser toda tu vida. Da igual que te esfuerces en decidir lo mejor. Lo que tienes que hacer es intentar mejorar y saber qué es lo que te pasa. Independientemente del tren al que te has subido o no. n

“A pesar de que te han pasado cosas, si tú eres tonto, lo vas a ser toda tu vida”