Rueda considera que Galicia tiene más municipios de los que se puede permitir

GRA130. OZA-CESURAS (A CORUÑA), 29/09/2014.- El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda (i), junto al alcalde de Oza-Cesuras, Pablo González-Cacheiro (d), durante la visita que ha realizado esta mañana al concello coruñ&eacut
|

Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta, visitó ayer el municipio de Oza-Cesuras. El responsable autonómico defendió las fusiones porque en Galicia existen más ayuntamientos de los que se puede “permitir”.
A su juicio Oza-Cesuras se ha transformado en un municipio “mellor dimensionado e con mellores servizos para os veciños, e a un menor custe”. A ello, añadió que suman más puntos a la hora de recibir subvenciones por parte de la Diputación y de la Xunta.
A pesar de todos los puntos positivos que menciona Rueda, el presidente de la Diputación, Diego Calvo, reconoció también que a un año de las elecciones municipales, no se barajan muchas posibilidades de que se produzca una nueva fusión, ya que son los alcaldes los que deciden. Al vicepresidente reconoció que le gustaría poder hablar pronto de otra fusión.
Rueda y Calvo visitaron Oza-Cesuras ayer con Belén do Campo, delegada de la Xunta en A Coruña, en donde los recibió Pablo González, alcalde.

Balance
Por su parte, el presidente de la gestora que administra Oza-Cesuras asegura que un año después de la fusión, a los vecinos les “cuesta asimilar la situación, quizá por esa identidad que tienen”. “El que es de Oza es de Oza, y el que es de Cesuras es de Cesuras”, sentencia.
“Los números dan, pero también tienes que conseguir poco a poco un sentimiento compartido por la gente que en estos momentos falta porque hay reticencias”. El nuevo ayuntamiento cuenta con una población de casi 5.500 habitantes, una extensión de unos 152 kilómetros cuadrados y ya tiene imagen corporativa, obra del diseñador Luis Galán e inspirada en las cruces románicas de las iglesias de San Pedro de Porzomillos y de San Xiao de Mandaio.
También ha aprobado sus primeros presupuestos que “evitan duplicidades” y que ascienden a 4,3 millones de euros, lo que supone casi un millón más con respecto a la suma de los últimos presupuestos de Oza y Cesuras como municipios independientes. “Logramos una unión que va dando sus frutos con mejores servicios y el acceso a otros que antes no había, y con más efectividad”, destaca.
En otros términos, la fusión ha supuesto un ahorro anual de 25.000 euros en órganos de gobierno, asegura, y de hasta 60.000 euros en compras por unificación de servicios, y un aumento de los ingresos por población del 14% –118.000 euros– y del 300% en subvenciones que valoran la colaboración municipal. Para los ciudadanos, esta unión ha supuesto la reducción de tasas como las de basura, o saneamiento y sumideros.
La “cara amarga” es que al haber que regularizar situaciones laborales para evitar duplicidades “hubo despidos”. Entre las demandas, aspiran a contar con 80.000 euros más para el municipio de los ingresos del Estado con la reforma local que “queremos que nos afecte” y que de momento, “consideran que la ley fue posterior a nuestra fusión”. n

Rueda considera que Galicia tiene más municipios de los que se puede permitir