La casa museo Picasso expondrá una obra inédita de su etapa coruñesa

27 diciembre 2015 A Coruña.- El dueño de La alternativa se está pensando si ceder en un futuro la obra al mueso Picasso coruñés
|

El 121 aniversario de la primera exposición del pequeño Picasso en la ciudad se celebrará con la llegada de un nuevo cuadro que ratificará que aquí fue donde el pincel maduró y se hizo mayor. Desde la firma que gestiona la casa museo del genio malagueño, Arteca, confirman que una segunda pieza inédita poblará el local de Payo Gómez desde el 20 de febrero, día en el que ese escaparate de la calle Real asomó al mundo su pequeña y gran impronta. 
Después de negociar con el actual propietario, la pieza estará visible durante un mes e incluso puede que más si una exposición que tiene apalabrada en Nueva York no coincide en el tiempo. Según cuenta el coordinador del proyecto, Francisco Muíños, la pintura, que actualmente descansa en territorio español, fue adquirida por el abuelo del actual dueño, que viajó hasta París para comprarla. 
A punto de llegar en 2015 para formar parte de la visión que el museo de Belas Artes ofreció sobre el Picasso más temprano, finalmente fue descartada por falta de tiempo. Sin embargo, la obra verá la luz en la misma ciudad en que nació y después de estar oculta a la mirada ajena desde 1895 cuando el artista la escogió para aquella muestra. Desde entonces, cuenta Francisco, no se volvió a disfrutar porque fue de las que Picasso metió en la maleta. Se la llevó a Málaga y de ahí, a Barcelona. 
En su periplo, explica el experto, dejó desperdigadas muchas composiciones que ahora tratan de recuperar. Una de ellas  podría ser comprable si llegan a un acuerdo con el propietario, que sí contempla la opción de venderla, aunque no hay nada confirmado por el momento. Para ocupar el vacío de la casa museo con piezas de este período, la firma está en negociación de una tercera creación, esta vez, para disfrute temporal, algo que por el momento no ha dado frutos. Se trata de corroborar “lo que era Picasso con doce o trece años” ya sea con la condición de que estas piezas tengan billete de ida y vuelta o con la adquisición final por parte del Ayuntamiento, que sumaría un valor añadido clave al espacio desde donde el artista pintó sus primeras palomas: “En la actualidad, está manco y cojo. No tienen ninguna obra y adquirir una implicaría iniciar la colección que hoy en día se cubre con reproducciones y mobiliario”.
Explica el especialista que las genialidades de Picasso están distribuidas por todo el estado, pero que muchas se concentran en Andalucía, Castilla y Cataluña. En su empeño, la empresa se peina estas comunidades para lograr que lo que se consiguió el año pasado al juntar parte de esta etapa coruñesa del pintor sea solo el principio de un reto. n

La casa museo Picasso expondrá una obra inédita de su etapa coruñesa