Las comisiones bancarias para cuentas corrientes se disparan más de un 200% desde 2007

Una mujer saca dinero en un cajero automático con su tarjeta efe

En el año recién terminado, los españoles han pagado más que en 2012 para servicios tan comunes como mantener una cuenta corriente, reclamar un descubierto o pagar cuotas anuales para tarjetas de crédito y débito. Con respecto a antes de la crisis, el servicio por el que, de media, los bancos han aumentado sus comisiones es el del mantenimiento de una cuenta: en 2013, pagamos casi el 200 por ciento más que en 2007.
El Banco de España pone a disposición desde 2012 los datos bancarios desglosados por entidades, según establece la ley de transparencia y protección al cliente de servicios bancarios, de mayo de 2012. Para los años anteriores, el BDE solo ofrece el valor máximo, el mínimo y el medio. Los datos de 2013, en cambio, están disponibles únicamente hasta el tercer trimestre.
Por ello, el confidencial.com ha recurrido a los folletos, recogidos en las páginas webs de las diferentes entidades, para verificar los precios, con datos actualizados a diciembre de 2013.

operaciones
Mantener una cuenta –una de las operaciones más habituales entre los usuarios de bancos– es el servicio que más se ha encarecido. Tanto desde 2007 como en el último año. En concreto, ha pasado de una media de 18,62 euros anuales –dato del Banco de España– hasta los 55,71 que este periódico ha comprobado como la media actual: el incremento es del 199,19%.
Entre 2012 y 2013, por el contrario, es cuando se puede realizar una comparación entidad por entidad, basándose en la información que facilitan. El aumento medio ha sido del 14%, pero solo cuatro de los bancos han subido comisiones para mantenimiento de la cuenta. Se trata del Santander, Pastor, La Caixa (que ha pasado de 27 hasta 50 euros anuales) y BBVA.
Aumentos cercanos al 50% se han registrado, por otra parte, en las cuotas anuales por posesión de tarjeta de débito. Gran parte de las entidades cobran por ellas una cantidad mensual. Poseer una tarjeta de ese tipo de un banco español valía, en 2007, una media de 13,41 euros anuales, llegando a valores máximos de 20 euros, según el Banco de España. En 2013, ese importe ha subido hasta una media de 24 euros, pasando por los 21 de media el año anterior.
Algo parecido ha ocurrido con las tarjetas de crédito. Desde el comienzo de la crisis han subido un 77% de media, y un 6% en el último año. Así, los 28 euros que costaba mantener una tarjeta Visa o Mastercard durante un año han pasado a ser 40,7..
La comisión por reclamación de descubierto, en cambio, es la cantidad fija que la entidad cobra para que el usuario pueda disponer de su cuenta sin tener saldo suficiente. Además del interés sobre el dinero, se aplica una comisión que, durante el último año, ha bajado de un 1%.

Las comisiones bancarias para cuentas corrientes se disparan más de un 200% desde 2007

Te puede interesar