Las edificaciones del paseo fluvial tendrán cuatro alturas en vez de dos

urbanismo quiere completar la malla urbana con el desarrollo de tres unidades de actuación quintana
|

La falta de suelo público es un problema de sobra conocido para Arteixo. Con la intención de ganar espacio para equipamiento, el Ayuntamiento ha decidido promover una modificación puntual en las normas subsidiarias con la que se aumenten en dos alturas los edificios del entorno del paseo fluvial, para pasar de dos a cuatro pisos.

La Concejalía de Urbanismo quiere completar la malla urbana del núcleo de Arteixo con el desarrollo de tres unidades de actuación. Entre ellas, está la número 49, cuyo anteproyecto (que recoge ese cambio) se encuentra en fase de exposición pública.

Este conjunto de parcelas se ubica en el entorno de la iglesia de Arteixo, en la parte oeste de la plaza de O Balneario, junto la calle de Os Cabalos y en los márgenes del regato de A Bidueira.

 

Edificabilidad

Las normas subsidiarias preveían la construcción lineal de un bloque de 168 metros con un fondo de 15 metros. Las casas podrían tener un bajo, dos alturas y bajocubierta. Además, Arteixo ganaría unos 1.500 metros cuadrados para construir dotaciones y 18.000 para un gran parque o zona de esparcimiento.

El documento se encuentra en fase de exposición pública

Sin embargo, la propuesta municipal pasa por crear en esta zona –a mayores de un gran parque– algún equipamiento dotacional que requeriría de un mayor espacio de aprovechamiento al que tiene derecho el Ayuntamiento, por tratarse de una unidad de actuación. También detallan otra serie de criterios relacionados con la ordenación urbanística del entorno.

Ante una unidad de actuación, la administración competente debe respetar los derechos de edificabilidad de los propietarios de las fincas. De este modo, para ganar espacio público, Urbanismo opta por incrementar las alturas permitidas, con lo que los edificios que se construyan tendrían un bajo, cuatro pisos y un bajocubierta.

La principal ventaja de este cambio, tal y como defienden desde el Ayuntamiento, es que “se abre en todo su perímetro el parque a su entorno, consiguiendo una mejora en la calidad urbana de la zona.

La ampliación del espacio dotacional permite que la administración local consiga el terreno suficiente para poder construir en un futuro una dotación asistencial o educativa. Es decir, una residencia o centro de día para mayores o una guardería.

Las edificaciones del paseo fluvial tendrán cuatro alturas en vez de dos