Tsipras asume “la responsabilidad política” de los incendios en Grecia

Un hombre besa a su hermana junto a un ramo de flores que atestigua el lugar donde falleció un bebé a causa del fuego | efe
|

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo asumir “la responsabilidad política” de los incendios en el país y pidió respeto para los fallecidos y aquellos que arriesgaron su vida luchando contra las llamas y rescatando supervivientes, pues la gestión por parte de la dirección de los bomberos y la protección civil ha recibido duras críticas.
La oposición criticó la gestión de esta crisis, llegando incluso la líder del Movimiento del Cambio –una alianza de los partidos del centroizquierda griego clásicos–, Fofi Gennimata, a solicitar “responsabilidades penales” para los miembros del Gobierno.
Tsipras convocó ayer un Consejo de Ministros extraordinario para tratar esta tragedia, en el que anunció que se pondrán en marcha los mecanismos para derribar aquellos edificios construidos ilegalmente.
Esta, junto a la ausencia de un plan de urbanismo en la zona, es una de las principales causas que se han señalado para la alta mortandad de los incendios.
“Avanzaremos con determinación en la elaboración de un plan nacional que aborde las décadas de desastres en materia de vivienda. Participarán organismos científicos, universidad y especialistas. Invito a todos a participar en este esfuerzo, incluidos los partidos de la oposición”, explicó Alexis Tsipras.

Calles para huir
En Mati, la población en la que se vivió la peor catástrofe, no había suficientes calles transversales para que la gente pudiera salir huyendo de sus viviendas.
Este tipo de construcciones está muy extendido en Grecia, donde además son frecuentes las edificaciones sobre antiguos arroyos, lo que cuando hay fuertes lluvias conduce a inundaciones catastróficas como las ocurridas en noviembre del año pasado en la misma región, que se cobraron mas de una veintena de víctimas.
Tsipras reiteró las sospechas pronunciadas el jueves por su ministro de Protección Ciudadana, Nikos Toskas, que apuntan a que los incendios fueron provocados, pero señaló que no quiere una “caza de brujas”.
“No sabemos quién se esconde detrás de ellos, cuál era su propósito y no vamos a involucrarnos en una caza de brujas”, señaló.
La sombra de la catástrofe que ya se ha cobrado al menos 87 vidas sigue muy presente en Grecia con la identificación de las víctimas y la búsqueda de desaparecidos y culpables.
De la lista de desaparecidos, que aún no ha sido publicada porque no han sido identificados todos los cadáveres, 40 personas han aparecido ya vivas, según declaró Toskas.
Al mismo tiempo, ayer continuaban hospitalizadas 53 personas, entre ellas cuatro niños, y once de los heridos seguían en estado crítico.
Las tareas de identificación de las víctimas son muy complicadas pues la mayoría están carbonizadas, algo que junto a la gran cantidad de cuerpos y la presión ha afectado especialmente a los médicos forenses. l

Tsipras asume “la responsabilidad política” de los incendios en Grecia