Reportaje | La creatividad anida, a pinceladas, en los balcones del centro

|

Este año no son solo los de La Marina los que destacan por los ventanales de sus casas, los vecinos de Riego de Agua presumen de tener las fachadas más bonitas y vistosas de A Coruña. Una original idea ha hecho que la céntrica calle destile creatividad y color por los dos flancos y que el viandante tenga que ir preparado para tratarse, después, la tortícolis.


Las artífices de tanta novedad son las propietarias de Taller&Co y promotoras de la feria de decoración Espacio Natural –que se celebra de viernes a domingo en el bajo de la Fundación Paideia– las que, con la colaboración de Ana Rancaño, incitaron a los residentes o usuarios de 13 primeros pisos de la calle a sacarle todo el partido a su estratégica posición.


Para Patricia Muñoz y Ana Camiñas el mercado decorativo que montaron de la nada el año pasado estaba muy bien pero dejaba a un lado a profesionales del mundillo como los diseñadores, los arquitectos o los paisajistas... y no les parecía justo. Así que en una charla con Rancaño surgió, casi como una broma, una propuesta que daría visibilidad al colectivo de profesionales que no ofrecen productos sino servicios.


Aunque había poco margen de tiempo, no remolonearon a la hora de convencer a las familias y negocios que ocupaban las primeras plantas y a algunas firmas destacadas. Tras un mes de darle vueltas a la cabeza con los montajes, el viernes comenzaron a anidar en las terrazas las propuestas de Anaquiños de Papel, Space in design, Eventuali, Sementa, La fábrica de la imagen, Mimadriña, Imaisde, Eferro, Uve lab interiorismo, Paloma Botas&Co, MM2 y la propia Taller&Co.

Guiños a los viandantes
Mediante complejos montajes efímeros, por el aire de Riego de Agua nadan peces y navegan barcos. El mítico fotógrafo de Foto Artus pide ahora que sonrías para la instantánea y las panderetas se han convertido en unos ladrillos in para esta temporada.


El papel está ahí en las enredaderas que cuelgan de algunas barandillas, en las que también se ha guardado espacio para auténticos vergeles. A más de uno le encantaría aprovechar una hamaca para crear su particular oasis e, incluso, las garzas –que no cigüeñas, ni flamencos– han aprovechado el reajuste de precios para mudarse al centro.


El viernes por la tarde se inaugurará la feria, que poco tiene que ver con la del año pasado. Se renuevan todas las marcas para seguir ofreciendo algo nuevo. “Al final lo que a ti te emociona, es lo que va a interesar al público”, reconoce Patricia Muñoz.

Reportaje | La creatividad anida, a pinceladas, en los balcones del centro