Usuarios de la autopista piden que no se use la AP9 el día 30 de octubre

Imagen de unas retenciones con largas colas para pagar en el peaje de la ap-9 / Redacción
|

Un grupo de usuarios de la autopista AP-9 ha organizado una acción de protesta a través de las redes sociales, por la que piden que, el próximo día 30, nadie utilice esta vía, para mostrar su rechazo ante “las indiscriminadas subidas en los peajes que viene aplicando Audasa”, tal y como afirman en un comunicado.

Convocan esta protesta a través de las redes sociales, contra las continuas subidas de las tarifas.

La convocatoria se está realizando a través de las redes sociales, mediante la creación de un evento en Facebook (http://www.facebook.com/events/471660269520694) y la promoción del uso del hashtag #no+peajes en Twitter.

Una acción que comenzó de forma particular –dos personas figuran como organizadoras– ha desatado, en los últimos días, numerosas simpatías, y son ya casi mil los usuarios que en Facebook respaldan la iniciativa.

Los convocantes argumentan que, en lo que va de año, Audasa ha aplicado tres subidas a los peajes: el 1 de enero, por el IPC (+3,39%); el pasado 30 de julio, con el aumento del 7,5% en las tarifas, y el pasado 1 de septiembre, por el IVA (+3%). Según afirman, la concesionaria de la AP-9 culpa de estas subidas al Ministerio de Fomento, pues el propio Servicio de Atención al Cliente ha contestado por e-mail, a una de las organizadoras de la protesta, que “la subidas de peajes siempre se producen por Orden Ministerial en consecuencia de lo dispuesto en un Real Decreto Ley”. Sin embargo, los convocantes alegan que Fomento lo que marca son los precios máximos, pero no una tarifa fija para los peajes.

Además, otro dato con el que respaldan su protesta son los “cuantiosos” beneficios que, año tras año, sigue obteniendo Audasa, que, pese a que se han reducido, siguen siendo resultados positivos después de impuestos, algo que, a juicio de este grupo, contrasta con “los ingresos de los usuarios sí han descendido drásticamente hasta la pérdida”.

Para los convocantes, de continuar así, Audasa sí acabará por obtener pérdidas, ya que –argumentan– no están aplicando “una elemental ley del mercado: que, a mayor demanda, subo los precios, y a menor demanda, los rebajo, para poder mantener mis ingresos”. “Audasa –continúan– está haciendo justo lo contrario”.

Igualmente, los usuarios que se están sumando a esta protesta “por omisión” –como prefieren llamarla– afirman que, en contraste con las contraprestaciones que en otros países se ofrecen al pago de los peajes, en el caso de Audasa los servicios son, a su juicio, deficientes, y citan como ejemplo la escasa iluminación, o los pocos tramos existentes con tres carrilles por sentido.

Por último, los organizadores de esta movilización insisten en que se trata de una protesta pacífica, dentro del marco de la legalidad, y se desmarcan de cualquier electoralismo, motivo por el que la convocatoria tendrá lugar el 30 de octubre, “más de una semana después de las elecciones”.

 

 

Usuarios de la autopista piden que no se use la AP9 el día 30 de octubre