El Leyma toma Burgos y sigue optando a la Copa

Deporte Campeón-2013-12-21-027-122286e9
|

El Leyma Natura dio en El Plantío un nuevo golpe de autoridad y un importante pase en el sueño de disputar la Copa Príncipe, reservada para los dos primeros de la primera vuelta.
Aunque los pupilos de Tito Díaz volvieron a arrancar con las sábanas pegadas  en defensa (12-4), el ingreso en pista de Omondi Amoke espabiló a sus compañeros. El primer capítulo de la ya famosa zona 2-3 puso el primer ladrillo; el segundo fueron dos triples sin fallo de un Sean Ogirri con la muñeca muy caliente (23-22).
El Ford Burgos ya no podía correr como al principio y los triples dejaron de ser liberados. Y, para colmo de males, el Leyma empezaba a hacer daño en el rebote de ataque y robando balones metiendo muchas manos en las líneas de pase. Un triple de Ogirri –el tercero en cuatro intentos– daba a los naranja su primera ventaja (27-30).
El campeón de la pasada temporada perdía los papeles, como demuestra la falta antideportiva –tan clara como innecesaria– que Romá Bas cometió sobre Ángel Hernández, con la que el Leyma subía un poquito más su renta (32-36). La única mala noticia llegaba al filo del descanso, con la tercera falta de Jason Cain, justo antes de que una canasta de Javi Lucas echase el telón (35-40).
La segunda mitad comenzó con los dos equipos demasiado acelerados, un escenario que le va peor al Leyma que al Burgos, que con un parcial de 7-0 le dio la vuelta a la tortilla (47-46). Amoke, que dio una exhibición de mates, salió al rescate, en medio de un cara a cara espectacular contra Pep Ortega. Un triple de Óscar Herrero devolvió el mando a los naranja (56-57) y otro de Sami Haanpää, más dos mates de Amoke mandaron el partido al cuarto final con cuatro puntos de renta para los visitantes (60-64), pero con la sensación de control absoluto.
Y lo fue, a pesar de que Burgos comenzó con un parcial de 6-2 y una defensa mixta que, sin embargo, el Leyma tardó poco en descifrar, además de imponer su ley con la 2-3, ahora luciendo en su máximo esplendor. Otro triple de Haanpää –como los killers, apareciendo cuando huele a sangre– abrió un parcial de 0-10 (69-78) que, a 3:03 del bocinazo final, dejaba el duelo visto para sentencia en un 95%.
Una antideportiva de Jeff Xavier sobre Ogirri, después de que este le colocara un taponazo, fue la bandera blanca de los hombres de Andreu Casadevall.
El Leyma cerró con varios tiros libres otra hermosa victoria, que le mantiene en la ruta hacia la Copa. Si el día 29 gana a Ourense en Riazor y Planasa es capaz de hacer en Palencia la misma ‘gracia’ que en A Coruña, habrá llegado a la meta.

El Leyma toma Burgos y sigue optando a la Copa