La UE necesita que Polonia y Hungría levanten hoy el veto a los presupuestos

Imagen del pleno del Parlamento europeo | EFE
|

La Unión Europea (UE) necesita que Polonia y Hungría levanten su veto al presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 y al fondo de recuperación hoy, o se verá obligada a poner en marcha soluciones alternativas sin esos dos países, indicaron ayer fuentes diplomáticas europeas.

“Necesitamos tener un acuerdo o señales claras de Hungría y Polonia para hoy (lunes) o como muy tarde mañana (hoy martes), y si no lo tenemos, entonces, probablemente, pasaremos al escenario B”, afirmaron las fuentes.

Varsovia y Budapest bloquearon el mes pasado la aprobación del acuerdo sobre el marco financiero plurianual para 2021-2027 y del fondo de recuperación cerrado con el Parlamento Europeo por su rechazo a vincular el desembolso del dinero, 1,8 billones de euros en total, al respeto del Estado de derecho. Ante esa negativa, la Comisión Europea ya explora soluciones alternativas en las que no participen ni Polonia ni Hungría.

En el caso de una cooperación reforzada entre los 25 países a favor sería con un sistema de avales proporcionados por estos Estados para que la Comisión pueda emitir deuda sin el respaldo del presupuesto comunitario, o con un acuerdo intergubernamental.

De todas formas, la intención sigue siendo lograr una solución a Veintisiete, si bien las fuentes europeas afirmaron ayer que todavía no pueden decir si se conseguirá.

“Todavía tenemos esperanza de que seremos capaces de resolver el problema con Varsovia y Budapest”, apelaban estas fuentes europeas.

 

Plan B

Si finalmente se opta por un plan B, las fuentes reconocieron que todavía no se puede saber cuándo podría ponerse en marcha el fondo de recuperación.

Pero señalaron que “no esperarían que llevara muchos meses”, si bien dependerá de la base legal de la solución alternativa. Agregaron que sin un acuerdo será difícil lograr un pacto de reducción de emisiones contaminantes.

La UE necesita que Polonia y Hungría levanten hoy el veto a los presupuestos