Sarkozy vuelve a cargar contra Zapatero en la última fase de la campaña electoral

Sarkozy pronuncia un discurso durante un mitin electoral en Saint Maurice efe
|

  El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se sirvió ayer una vez más de España como argumento electoral al señalar que si en las presidenciales gana su rival socialista, François Hollande, hará la misma política que aplicaron los socialistas españoles y que condujo a pagar su deuda al doble que Francia.

Sarkozy, en una entrevista con la emisora “Europe 1”, también se esforzó en desmarcar al actual Gobierno español de la crisis que vive el país, y así señaló que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, “es un hombre de gran calidad, que no tiene ninguna culpa de la situación de España”.

Previamente, en contraste, había comentado que España, “un país descrito desde hace diez años como el milagro de Europa, tuvo siete años de Gobierno socialista, exactamente con la misma política que propone Hollande”.

“¿Hay un solo francés que quiera hoy para Francia el destino de Grecia o de España?”, se preguntó el líder conservador y candidato a la reelección.

El mandatario añadió que “España paga por su deuda un tipo de interés doble del de Francia porque había prometido en 2008 un déficit del 6% (del PIB) y en 2011 está al 8%, mientras Francia había prometido tener el 5,7% y hemos tenido un 5,2%. Nosotros pagamos un 2,86% de interés y España paga el 6%”.

Sarkozy afirmó que Rajoy “no tiene ninguna culpa” de la situación económica de España

 

Sarkozy, que respondía así a si considera que Francia corre peligro si gana Hollande –favorito en las encuestas–, también hizo hincapié, tras recordar que la izquierda ya controla la mayoría de las regiones y el Senado, en que cree “profundamente que un país como Francia debe tener el valor de la diversidad y que un presidente debe tener la responsabilidad de no cerrarse en su clan”.

En cuanto a la posibilidad de que los mercados ataquen a Francia tras la segunda vuelta de las presidenciales, el próximo 6 de mayo, recordó que “Europa está convaleciente” y que si se aplican las promesas del líder socialista, como la creación de 60.000 puestos en la educación, ¿creen que les harán “un regalo?”.

Después, repitió que en los cinco años que lleva como presidente no ha habido ataques, Francia ha podido pagar sus deudas y ha reducido su déficit público.

El presidente-candidato aseguró que si sale reelegido no aplicará recortes, al ser interrogado sobre la necesidad de hacer como en España o en Grecia, y explicó: “El esfuerzo que nos espera no es el esfuerzo del rigor”, sino “poner las bases para un nuevo modelo de crecimiento”.

De nuevo avanzó que utilizará la estrategia de la “silla vacía” (no enviar representación francesa) en la Unión Europea para forzar cambios en la política comercial e instituir la “reciprocidad” con países terceros, y en la política de inmigración y el control de fronteras con el Tratado de Schengen. “Aplicaré esa política si no obtenemos satisfacción”, subrayó al ser preguntado sobre si recurriría a la “silla vacía” como lo había hecho con sus socios europeos el expresidente francés Charles de Gaulle.

 

Victoria > La victoria el domingo en primera vuelta de las presidenciales francesas no garantiza a Nicolas Sarkozy renovar su mandato como jefe de Estado, pero perderla le deja casi sin opciones de victoria en la segunda ronda, según varios expertos.

Los estudios de opinión revelan que el candidato socialista, François Hollande, el principal rival de Sarkozy, cuenta con una gran ventaja electoral en la segunda vuelta, pero no dan por perdido al presidente saliente.

Sarkozy vuelve a cargar contra Zapatero en la última fase de la campaña electoral