El Barcelona va de sobrado ante el Celta, al que le endosa media docena

|

carlos a. fernández 
a coruña

El Barcelona goleó al Celta de Vigo en el Camp Nou en un partido en el que fue de sobrado en la segunda parte tras una primera igualada, en la que los gallegos le plantaron cara a los de Luis Enrique. Al descanso se marcharon con empate a un tanto, pero el Barcelona fue una apisonadora en la segunda mitad.
El Celta, tras la eliminación en la Copa del Rey ante el Sevilla y a pesar de las bajas, dio la cara en el primer periodo. Señé fue el que tuvo la primera oportunidad a los seis minutos con un disparo que se fue a la derecha de la portería de Claudio Bravo.
Messi avisó a los doce con una falta que se marchó rozando el poste izquierdo de la portería de Sergio. Le sirvió para afinar la puntería para minutos después.
Neymar obligó a Sergio a intervenir con un paradón para evitar el primero cuando el partido llegó al cuarto de hora y el Celta también dispuso de la oportunidad de adelantarse con un disparo de Planas después de una acción de Wass. Bravo volvió a salvar al equipo catalán.
El gol era cuestión de tiempo en cualquiera de las áreas y llegó con una falta que Messi ejecutó con maestría, pero a la que Sergio pudo responder mejor.
Pese a la desventaja, el Celta no se descompuso. Alba cometió un claro penalti sobre Guidetti tras perder el balón en el área y desde los once metros transformó a la derecha de Bravo.
El empate al final del primer periodo era justo. Pero la segunda parte fue otro cantar. El Barcelona estuvo a un nivel espectacular y pasó por encima del Celta. Se gustó. Quizá en exceso, hasta el punto de ridiculizar al rival en algunas acciones. 
El Celta aguantó la salida del Barça con un paradón de Sergio a Iniesta, pero la resistencia de los de Berizzo concluyó a los 60 minutos. Un gran pase de Messi por encima de la zaga habilitó a Suárez para que el uruguayo definiera en el área al fondo de la red viguesa. 
Wass dispuso de dos ocasiones para empatar, pero no lo hizo y el último cuarto de hora el Barcelona jugó a placer. Trianguló y disfrutó. Suárez culminó en el segundo palo un disparo de Neymar a pase de Messi para hacer el tercero. Y cayeron otros tres.
En el 80, el argentino se fue de Jonny en un palmo de terreno y el defensa vigués cometió penalti. Sobrado, Messi, en vez de tirar a puerta, asistió a Suárez, que sorprendió a Sergio.
Rakitic anotó el quinto de la noche en el 84 y en el tiempo de descuento Neymar se sumó a la fiesta del Barcelona ante el Celta con una acción personal en el área.

El Barcelona va de sobrado ante el Celta, al que le endosa media docena