La creación del área metropolitana, estancada y marcada por las dudas

24 julio 2018 A Coruña.- La Mesa de Alcaldes del área metropolitana acordó ayer iniciar los trámites aora definir un plan para la gestión conjunta de los residuos La Mesa de Alcaldes se volvió a reunir ayer en el
|

El proceso de creación de un área metropolitana de la ciudad continúa marcada por las incógnitas bien entrado el último año de mandato. Por el momento no hay ningún aspecto que se haya oficializado y el Gobierno local sigue encontrándose con obstáculos a la hora de encabezar esta iniciativa.
Desde el Gobierno municipal se impulsó desde el inicio del mandato la necesidad de crear un ente supramunicipal que se encargase de gestionar diversos aspectos que se verían beneficiados de la colaboración entre ayuntamientos pero por ahora los avances son pocos y lentos. Xulio Ferreiro recordó recientemente que la intención no es crear un “macroconcello nin unha estrutura a maiores”, sino poder tener un lugar “de toma de decisións en común”.
La Mesa de alcaldes del área metropolitana se reúne periódicamente y entre sus asuntos más recurrentes están el transporte colectivo y los residuos. En estos dos campos son en los que se ha visto algún progreso.
La Mesa manifestó en relación al primero de ellos que el Plan de accesibilidad de los autobuses metropolitanos al centro de la ciudad impulsado por la Xunta no es la solución para los problemas de transporte público y proponen ser ellos quien gestione este aspecto. Sin embargo, esta intención choca frontalmente con la situación real, en la que la Administración autonómica es quien tiene estas competencias.
Así, la voluntad de los componentes del área metropolitana se ve frenada por un plan para el que la Xunta realizó una gran inversión y en el que ya trabaja con la intención de introducir diversas modificaciones de cara a mejorar tanto las líneas actuales como las frecuencias para atender a las demandas de los viajeros.
En relación al segundo de los asuntos, la Mesa de alcaldes acordó a finales del pasado mes de julio iniciar la redacción de un Plan metropolitano de residuos que partiría de la gestión conjunta de este aspecto a medio y largo plazo.
Más allá de los asuntos y posturas que pueda proponer el área metropolitana, esta propuesta tiene un handicap importante: no cuenta con los apoyos políticos necesarios.
La constitución del área metropolitana necesita la aprobación del pleno y del Parlamento autonómico, en el que se tiene que aprobar una ley para poder crear esta estructura supramunicipal. Aunque en el pleno pudiese sacar el asunto adelante, se toparía con la mayoría del PP en el Parlamento, un obstáculo aritmético que solo podría salvarse en caso de un cambio de parecer de los populares, algo impensable a día de hoy. l

La creación del área metropolitana, estancada y marcada por las dudas