El “no” de Escocia devuelve el aliento a la comunidad internacional

ARA11 EDIMBURGO (REINO UNIDO) 19/09/2014.- Partidarios del "no" a la independencia celebran el resultado del referéndum en Edimburgo (Reino Unido) hoy, viernes 19 de septiembre de 2014. Con un porcentaje del 55,4 % Escocia ha dicho "no" a desligars
|

La comunidad internacional reaccionó ayer con alivio al resultado del referéndum celebrado este jueves en Escocia, en el que el “no” a la independencia obtuvo una victoria más amplia de lo que habían aventurado las encuestas previas.
El presidente estadounidense, Barack Obama, celebró el resultado de la consulta y felicitó a los escoceses “por su completo y enérgico ejercicio de democracia”. Obama indicó que “a través del debate, la discusión y las apasionadas pero pacíficas deliberaciones, los escoceses recordaron al mundo las enormes contribuciones de Escocia al Reino Unido y al mundo y respaldaron mantener a Escocia dentro del Reino Unido”.
“Deseamos continuar nuestra fuerte y especial relación con toda la gente de Gran Bretaña e Irlanda del Norte mientras encaramos los desafíos a los que se enfrenta el mundo”, señaló.
Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, se mostró satisfecha por el resultado y apuntó la posibilidad de “repercusiones indirectas” del proceso sobre otros movimientos independentistas en Europa.
La jefa del Gobierno alemán no quiso entrar en detalles pero dejó entrever que prefería que se haya impuesto el “no” a la independencia. “Antes preferí no inmiscuirme, porque consideraba que era un proceso interno. Ahora digo que respeto el resultado y lo digo con una sonrisa”, señaló.
Merkel consideró que el resultado de la consulta sobre la independencia de Escocia no tendrá “repercusiones directas” sobre otros debates soberanistas en otras regiones de Europa –sin citar ninguna en concreto–, pero reconoció que “seguramente” sí que tendrá “repercusiones indirectas”.
Para el Gobierno griego el resultado de la consulta escocesa evita “agitación” y nuevas “turbulencias” en la política europea e internacional. “Creo que la agitación, que forzosamente habría provocado la independencia de Escocia, no es deseable en este periodo”, declaró el viceministro griego de Exteriores y responsable de Asuntos Europeos, Dimitris Kurkulas.
En el ámbito institucional, la Unión Europea reaccionó también con satisfacción ante el resultado del referéndum de Escocia que, a juicio del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, es “bueno” y favorece una “Europa más unida y fuerte”.
Si Escocia desarrolla ahora una mayor autonomía cultural y económica bajo el paraguas del Reino Unido podría convertirse en “un modelo” para el resto de países con movimientos independentistas, opinó el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quien se mostró “contento” con la victoria del “no”.
El presidente permanente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, afirmó que “el Reino Unido es y será un importante miembro de la Unión Europea en beneficio de todos los ciudadanos y de todos los Estados miembros de la UE”.
Por su parte, el presidente de turno de la Unión Europea, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, se mostró convencido de que la UE “sacará provecho” de este referéndum, que supone “el fortalecimiento de nuestras acciones comunes para dar respuestas concretas a las peticiones de nuestros ciudadanos”. El presidente del Comité de Poderes Locales y Regionales del Consejo de Europa, Herwig Van Staa, celebró como “una victoria de la democracia” que el referéndum se desarrollase pacíficamente.
La líder de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, señaló que la posición europeísta de los independentistas escoceses le parece “bastante incoherente”, en la medida en que querían sustituir “el yugo” del Reino Unido por “la sumisión” a la Unión Europea.

El “no” de Escocia devuelve el aliento a la comunidad internacional