España es uno de los países de la Unión Europea donde más se encareció la electricidad

unos operarios observan las labores de tendido de cable eléctrico efe
|

España es uno de los países de la Unión Europea (UE) donde más subió el precio de la electricidad (9%) entre la segunda mitad de 2012 y el mismo periodo del año anterior, según los datos publicados ayer por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.
Este incremento se debe a que los 100 kWh de electricidad se pagaron a 22,8 euros en el periodo de referencia, por encima de la media de los Veintisiete (19,7 euros y un aumento del 6,6 %) y de la eurozona (20,6 euros y una subida del 6,1 %).
Aunque Eurostat sitúa a España dentro del grupo de países donde la energía es más cara, otros cinco Estados miembros registraron subidas aún más marcadas: Chipre (21 %), Grecia (15 %), Italia (11 %), Irlanda y Portugal (ambos, 10 %).
Las mayores caídas en los precios de la electricidad fueron las de Suecia (5 %), Hungría (2 %) y Finlandia (1 %), mientras que en Dinamarca y Malta permanecieron estables.
En cuanto al precio del gas, llegó en España a los 9,1 euros por 100 kWh, por encima de los 7,2 euros que pagaron de media los Veintisiete y los 7,9 que pagaron los socios del euro.
Sin embargo Eurostat no pudo establecer la progresión del país con respecto a 2011 porque los precios de ese año podrían ser objeto de una revisión.
Eurostat informó también de que si se miden los precios del gas en relación con el nivel de poder adquisitivo del país, España se sitúa dentro del grupo de los más caros, aunque por detrás de Bulgaria, Grecia, Portugal y Hungría.
Mientras, la Comisión Nacional de Energía (CNE) propuso que se establezca un mecanismo que incentive al operador del sistema eléctrico, Red Eléctrica de España (REE), a realizar los procedimientos de ajuste de la forma más eficiente posible, aunque sin alterar la seguridad.
Esta es una de las propuestas del regulador para contener los costes de los procedimientos de operación del sistema, que se han encarecido desde los 700 millones de euros de 2009 hasta 1.200 millones de 2012, explicó ayer la CNE a través de un comunicado.

España es uno de los países de la Unión Europea donde más se encareció la electricidad