El tráfico de la plaza de Pontevedra resultó afectado por tres averías en diez horas

Los operarios del servicio de mantenimiento trabajaron durante dos horas para reponer el semáforo derribado

La plaza de Pontevedra registró en diez horas varios incidentes que causaron problemas en el tráfico y que no estuvieron resueltos por completo hasta mediodía. Según fuentes de los servicios de emergencia, alrededor de la medianoche una plancha metálica que cubría parte de la calzada sobre el parking subterráneo fue el primer incidente registrado. Se trata de un problema habitual: el paso constante de los vehículos suele aflojar los remaches, y al pasar por encima, acaba resonando con un fuerte ruido metálico.  Los Bomberos tuvieron que acudir para fijar el metal de manera temporal y asegurarse así de que no fuera un peligro para la circulación hasta que, ya al día siguiente, se cubrió con hormigón.

Pero antes, a las dos de la madrugada, un conductor perdió el control de su vehículo cuando salía del túnel y embistió el semáforo que se encuentra sobre la mediana de hormigón, derribándolo. Según fuentes de la Policía Local, el individuo abandonó el lugar de los hechos en su vehículo, de manera que no se le pudo practicar in situ el test de alcoholemia. Sin embargo, nada hace pensar que estuviera bajo la influencia del alcohol. El nuevo semáforo se instaló al mediodía.

Derrame

El último incidente, que tuvo lugar pasadas las diez de la mañana, consistió en un derrame de combustible por parte de un vehículo sin identificar convirtiendo el asfalto en una pista deslizante peligrosa para el tráfico rodado. Nuevamente, los  bomberos tuvieron que acudir al lugar, esta vez para baldear varias docenas de metros de calzada con agua a presión y líquido dispersante.

De esta manera, fue necesario cortar un carril durante cerca de media hora, algo que se repetiría poco después por parte de los operarios del servicio de mantenimiento semafórico. A pesar de todo, según la Policía Local, el tráfico en la plaza de Pontevedra no se colapsó.

El tráfico de la plaza de Pontevedra resultó afectado por tres averías en diez horas

Te puede interesar