O Birloque exige que su carretera se limite a vehículos que no sean pesados

El Ideal Gallego-2015-11-05-005-d408f1b3
|

La asociación de vecinos Os Anxos de O Birloque reclama al Ayuntamiento la limitación de la carretera que atraviesa el barrio a los vehículos que no lleguen a un determinado tonelaje de carga por la contaminación acústica y el peligro que supone para los peatones. 
Según su presidente Ramón Mañana, de nada ha servido abrir la Tercera Ronda porque los trailers siguen circulando por la zona y “o outro día por pouco volca un na rotonda”. La razón se debe, según el portavoz, a que Fomento no ha instalado un acceso desde la AC-14 que facilite conectar con el centro de la ciudad. 
Si uno quiere ir desde O Birloque a Riazor, por ejemplo, tiene que incorporarse al nuevo trazado y llegar hasta el desvío de A Zapateira para hacer un cambio de sentido y tomar la dirección correcta. No existe ninguna conexión anteriormente y esto se traduce en la práctica en que los conductores optan por seguir utilizando el vial y derivan desde allí a Alfonso Molina. 
Mañana reivindica que la avenida forma también parte del casco urbano y como tal, los vecinos que viven a sus orillas sufren las consecuencias del ruido de los coches cuando la circunvalación que se estrenó en marzo debería  absorber ese tráfico. Añade que el Gobierno local se ha comprometido a hablar con Fomento para solucionar el problema.
Desde el colectivo critican que llevan muchos años padeciendo las obras para que ahora, la situación siga siendo la de antes o peor. El responsable señala que a día de hoy no existe un paso peatonal entre San Cristóbal das Viñas y Joaquín Planells. De momento, sobre la mediana de la avenida reformada se puede ver un soporte del posible puente, pero desde la asociación vecinal no tienen conocimiento del tema y solo ven que sus vecinos están cada vez más inseguros. 
Explica el presidente que para cruzar la carretera, los residentes tienen que hacerlo o a la altura de Comar, poco antes de la glorieta de A Grela, o por la calle de Blanco White. En su defecto, los viales asfaltados que transcurren por el reducto que está aislado tienen una pendiente muy acusada: “O paso que chega ata a igrexa ten un desnivel do 40% e a xente maior resbala”. 
Es por eso que sostiene que han ido hacia atrás en vez de mejorar con la nueva infraestructura.

O Birloque exige que su carretera se limite a vehículos que no sean pesados