Reyes Maroto defiende el “compromiso” y el “diálogo” del Gobierno con los agricultores

GRAF9069. JAÉN, 29/02/2020.- La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, asiste a la reapertura del Parador de Jaén, Castillo de Santa Catalina, en Jaén. EFE/José Manuel Pedrosa
|

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, defendió ayer el “compromiso” del Gobierno central con el sector agrario y señaló tanto el “diálogo” abierto con el mismo como las medidas aprobadas por el consejo de ministros antes sus reivindicaciones, en especial la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria.

Reyes Maroto visitó ayer Jaén, con motivo de la reapertura del parador nacional de la capital del Santo Reino, instalado en el castillo de Santa Catalina, acompañada de la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver; la delegada del Gobierno central en Andalucía, Sandra García; y el presidente de Paradores, Óscar López; entre otras personalidades.

 

Movilizaciones en el sector

En ese contexto, la ministra hizo alusión a las movilizaciones protagonizadas por el sector agrario en protesta por los bajos precios que reciben los productores, entre otros aspectos.

Ante ello, defendió el “compromiso” del Gobierno central con los agricultores y ganaderos, señalando las medidas aprobadas recientemente por el consejo de ministros, como la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, la regulación del acceso al subsidio agrario para reducir el número mínimo de peonadas para tener derecho a la ayuda o bonificaciones para la conversión de los contratos eventuales a fijos en el sector agrario.

El Gobierno central, según dijo “entiende las reivindicaciones” y con medidas como la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria ya está dando pasos “muy importantes para garantizar unos precios justos”.

Además, defendió el “diálogo abierto” entre el Ejecutivo y el sector agrario, señalando la reciente constitución de la “mesa de diálogo agrario”. “Estamos convencidos de que si trabajamos juntos, vamos a poder dignificar la profesión de tantos agricultores y ganaderos para que puedan vivir de su actividad”, enfatizó.

La postura de la ministra contrasta con la expresada por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA que no dudaron en calificar de “insuficientes” las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros son “insuficientes” y piden más esfuerzos mientras se mantienen las protestas convocadas por el sector.

Pese a su descontento, el presidente de Asaja, Pedro Barato, concedió que, en lo referente a la Ley de la cadena alimentaria, “puede ser positivo” si el contenido de la norma se puede desarrollar.

“Quedan muchas cosas”, como desgravaciones fiscales y concreción en las tarifas eléctricas y los seguros agrarios, insistió Barato, que se mostró a favor de mantener el sistema de módulos.

Respecto a la posibilidad de seguir las movilizaciones, Barato fue tajante: “evidentemente” que continuarán las convocadas.

 

Un proceso de negociación

“Se dio un paso importante, pero insuficiente. Queda mucho trecho, de ahí que hayamos abierto este proceso de negociación y todavía cabe alcanzar nuevos acuerdos”, apuntó el secretario general de COAG, Miguel Blanco.

Coincidió que no van a desconvocar las manifestaciones y pidió que se abran mesas específicas de negociaciones para determinados asuntos.

En su opinión, las medidas del decreto son “positivas” y el “fruto de las movilizaciones”, que “ya han dado un resultado”.

Sin embargo, alertó, “puede que la industria y la distribución tampoco acepten o asuman los costes de producción que presenten la agricultura”, por lo que pidió reforzar los controles y “firmeza” por parte del Ministerio para que se apliquen las normas.

Reyes Maroto defiende el “compromiso” y el “diálogo” del Gobierno con los agricultores