El área sanitaria supera los 5.000 casos y registra récord de hospitalizados

|

El área sanitaria de A Coruña y Cee vive su peor jornada desde el inicio de la pandemia tras superar el récord de hospitalizados y sobrepasar los 5.000 casos activos. La tercera ola sigue golpeando con fuerza a la ciudad y su comarca y logra que se cumpla el peor de los pronósticos de las pasadas semanas: la escalada en la presión hospitalaria. 

Desde el pasado domingo, son 1.928 las personas que han dado positivo, teniendo en cuenta los 5.057 casos actuales y los 3.129 que había tan solo hace una semana. Son 231 personas enfermas de covid-19 más que en la jornada anterior. Ni las 217 altas concedidas este sábado son capaces de mitigar este crecimiento imparable. 

Otro aspecto especialmente preocupante es que todavía no se atisba el pico de estar tercera ola, que ya registra máximos en todos los sentidos. Según el último parte, ayer se contabilizó un nuevo pico de ingresos hospitalarios en el área sanitaria, con 287 pacientes (248 en planta convencional y 39 en la Unidad de Cuidados Intensivos). Una cifra que ya supera el pico del 3 de abril, cuando había 266 pacientes, 171 de ellos en planta y 53 en la UCI.

Los hospitales
Por centros, el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), es el que alberga a más personas con el virus, en concreto 225 en planta (22 más que en el día anterior) y 33 en UCI. El Hospital Modelo, por su parte, trata a seis personas en planta y tres en la UCI (uno más); el Quirón tiene siete enfermos y tres en cuidados intensivos; y el Virxe da Xunqueira de Cee continúa con diez ingresados. 

Los pacientes en domicilios suman ya 4.770, 208 más que el sábado. El número de pruebas PCR realizadas, según el Sergas, fue de 2.748. La jornada de ayer supuso un nuevo incremento también en el número de víctimas mortales, al registrarse ocho fallecidos, todos ellos con patologías previas. Se trata de cuatro hombres (de 67, 77, 79, 83 años) que estaban hospitalizados en el Chuac, y una mujer de 86 años, también en el centro hospitalario coruñés.

Las otras tres víctimas mortales se encontraban en residencias. En concreto, perdieron la vida una mujer de 56 años en la residencia Pai Menni de Betanzos; otra de 87 años en DomusVi de Carballo; y una mujer de 86 años en la residencia DomusVi de Vimianzo.

En los centros de mayores se contabilizaron ayer nuevos contagios, concretamente un trabajador de Padre Rubinos, en A Coruña; otro en la residencia de Bribes, en Cambre; y once usuarios de DomusVi de Carballo.

Mensaje de responsabilidad
El médico de familia del centro de salud de Betanzos, Antonio Asensi, difundió ayer un mensaje de alerta a la ciudadanía. “Estamos por el covid-19 en una situación de emergencia sanitaria”. Según los últimos datos, la incidencia acumulada de la localidad de Betanzos es de 1.241 puntos, lo que implicaría el nivel extremo según el comité clínico. 

Asensi apela a la colaboración ciudadana “para acabar con esta pandemia, recuperar la economía y evitar más pérdidas humanas”. Así, insiste en la necesidad de la responsabilidad a la hora de cumplir con las medidas de protección, como el “autoconfinamiento voluntario en casa, limitando al máximo nuestra movilidad y contactos”. 

El médico de familia del centro de salud de Betanzos, por último, pide que “si perteneces a la población diana de la vacunación, acude a vacunarte, porque disponemos de vacunas seguras y eficaces. El covid-19 no es un juego, no te la juegues”. 

Desde el pasado lunes 18 de enero, son 27 los fallecidos en el área sanitaria coruñesa. Hoy tendrá lugar la reunión del comité clínico y el cierre de la hostelería y la prohibición de reuniones de no convivientes está sobre la mesa. El balance de toda la comunidad gallega está al borde de superar las cifras registradas en abril, el pico de la pandemia, que coincidió con el confinamiento de todo el territorio nacional.

El área sanitaria supera los 5.000 casos y registra récord de hospitalizados