Las cajas podrán controlar sus bancos si se convierten en fundaciones

|

El Gobierno español ha presentado a las autoridades europeas su propuesta para regular el papel de las cajas de ahorro, que contempla su conversión en fundaciones y la posibilidad de que mantengan el control de sus bancos, siempre que se sometan a una estricta normativa.

El Memorando de Entendimiento (MoU) firmado por España para acceder a la ayuda financiera para la banca establecía que el Gobierno pondría en marcha una nueva normativa encaminada a una eventual reducción de la participación de la cajas en sus bancos, hasta alcanzar una posición minoritaria.

Sin embargo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó ayer en Bruselas que la propuesta española sí contempla que algunas cajas sigan controlando los bancos a los que han transferido su actividad bancaria, pero bajo algunas condiciones.

Como norma general, todas las entidades que han cedido su negocio bancario tendrán que convertirse en fundaciones, que serán “bancarias” en el caso de que mantengan participaciones significativas en una entidad de crédito, u “ordinarias”, en caso contrario. Fundamentalmente, esta regulación afecta a La Caixa, La Kutxa, Unicaja e Ibercaja, que tendrán que convertirse en fundaciones bancarias.

 

Las cajas podrán controlar sus bancos si se convierten en fundaciones