Vecinos del Portiño de Suevos solicitan al Gobierno local que agilice la legalización de sus viviendas

|

Representantes de la asociación de vecinos San Pancracio Portiño de Suevos acudieron ayer al pleno para reivindicar al Ayuntamiento la legalización de los inmuebles ubicados en ese núcleo, igual que acaban de hacer con el polígono industrial de Suevos.
La corporación procedió ayer a la aprobación inicial de una modificación puntual de sus normas de planteamiento para reconocer la zona industrial histórica de Suevos como suelo urbano y regularizar su situación, lo que permitirá evitar el derribo de empresas como Saria –antes Ártabra y Sarval– y el matadero de Mafriesa, creadas en los años 60.
“Somos conscientes de la importancia de las legalizaciones de ambas fábricas, pero no menos importantes son nuestras casas. Vivimos en un núcleo de futuro, no en un asentamiento de verano”, dijo Pablo Balsa, secretario de la entidad vecinal de Suevos, quien pidió “transparencia” al Ayuntamiento, alegando que se ha producido “un agravio comparativo” entre las empresas y los vecinos.
Desde el Ejecutivo arteixán, el concejal de Urbanismo, Alberto Castro, alegó que las fábricas poseen licencia, por lo que “teñen dereito a ser legais”. El alcalde, Carlos Calvelo, indicó que este trámite permitirá ampliar instalaciones a Saria, aunque evitó manifestar por dónde continuarán las gestiones en el ámbito de las viviendas del Portiño. “Para mí todos los vecinos e industrias de Arteixo tienen los mismos derechos”, afirmó.
Los grupos de Terra Galega, Bloque Nacionalista Galego y Partido Socialista anunciaron que presentarán alegaciones y reivindicaron el derecho de los vecinos a vivir en un núcleo acorde a la legalidad urbanística. La propuesta municipal se aprobó con los votos del PP y las abstenciones de los demás grupos.
Alineación en Platas Varela 
Otro asunto que el Gobierno municipal llevaba a pleno y que auguraba un corto debate fue, contra todo pronóstico, el otro tema candente de la sesión junto con el de Suevos.
El Ayuntamiento buscaba la aprobación de un estudio de detalle para reajustar la alineación entre los números 20 y 28 de la avenida Platas Varela, en Vilarrodís. Desde la oposición, BNG y PSOE criticaron que esta medida se tome para beneficiar al promotor del edificio (Construcciones Navila), pero no se lleven a cabo con la misma premura acciones para solucionar el problema del Portiño de Suevos. “Non sei se Navila ten vinculación co PP, pero desde que estamos no Goberno xa nos caeron dúas denuncias. Se estes son os meus amigos, prefiro ter enemigos”, dijo Alberto Castro, quien defendió que se está intentando “pelear por mellorar a calidade de vida de 41 veciños que viven neses edificios”.
“Que pasa realmente nese edificio?”, preguntó la portavoz nacionalista, Silvia Seixas, quien pidió, al igual que el resto de grupos, información sobre este proceso. El alcalde, por su parte, alegó que “desde que empezamos, hemos tenido que solucionar problemas urbanísticos anteriores” y acusó al PSOE y al BNG de “querer destruir y no construir” con sus intervenciones. La propuesta se aprobó con los votos positivos del PP y la negativa de PSOE, BNG y TeGa.
Por unanimidad se aprobaron las bases de la convocatoria de subvenciones para la instalación de ascensores en edificios antiguos y una nueva línea de ayudas para las asociaciones vecinales que deseen colocar carpas en actos y festejos al aire libre. l

Vecinos del Portiño de Suevos solicitan al Gobierno local que agilice la legalización de sus viviendas