Los discapacitados de Monticaño tendrán contratos de formación

un grupo de discapacitados se encarga de la jardinerã­a quintana
|

Un contrato de colaboración que se definirá como “formación e inserción sociolaboral de personas con diversidad funcional o en riesgo de exclusión social en servicios medioambientales”. Esta es la fórmula legal que ha decidido utilizar el Ayuntamiento de Arteixo para regularizar el empleo que llevan a cabo seis discapacitados en el parque de Monticaño, parroquia de Pastoriza.

El Ayuntamiento utiliza esta fórmula para regularizar su situación laboral

Desde el gobierno local añaden que la colaboración será entre el Ayuntamiento y las ONG especializadas en la formación laboral de personas con alguna discapacidad. Para ello, invertirán más de 110.000 euros.

El objetivo del contrato es que las seis personas que a día de hoy se encargan de labores relacionadas con la jardinería sean los formadores. Para desempeñar esta labor contarán con el apoyo de un encargado de jardinería, un monitor y un técnico especialista sociolaboral.

 

Grupo de alumnos

A las personas con discapacidad que trabajan en el parque de Monticaño se sumarán diferentes grupos de alumnos.

En este entorno natural de Pastoriza permanecerán nueve meses como máximo. Un período que se empleará para la formación en jardinería en su aspecto más estricto.

A continuación, los alumnos tendrán que realizar prácticas en empresas. Este período también tendrá una duración máxima de nueve meses.

El objetivo es que después de un año y medio como máximo, (o dos cursos escolares) las personas que se sometan a este programa, consiguen una inserción laboral real.

A mayores, añaden desde el gobierno local, entre los objetivos de este proyecto se encuentra que todo aquel que sufra una situación de aislamiento, por cualquier motivo, tengan esta alternativa que funcionara en algunos casos para la rehabilitación física o emocional de los que lo necesiten.

María José Riveiro, edil de Asuntos Económicos, destaca que con este tipo de contrato, Arteixo se sitúa en la “vanguardia de Galicia en cuanto a labores formativas en las que haya discapacitados implicados”.

 

Los discapacitados de Monticaño tendrán contratos de formación