La mesa de la ría vigilará el dragado que haga Fomento en la ría de O Burgo

El Ideal Gallego-2016-02-04-008-a8006c3d_1
|

Los mariscadores, los Ayuntamientos de A Coruña, Culleredo y Oleiros y representantes de la Plataforma para a Defensa da Ría do Burgo acordaron en su encuentro de trabajo de ayer que la llamada mesa de la ría no desaparecerá cuando comience el proyecto de saneamiento del espacio natural. La intención es que esta unión surgida para reivindicar la necesidad de afrontar el dragado de la zona funcione como una comisión de control de las tareas que se lleven a cabo sobre el terreno. Asimismo, los participantes analizaron las alegaciones que presentaron los Gobiernos locales de A Coruña y Oleiros al plan hecho público por el Ministerio de Medio Ambiente a finales de 2015. 
La unión temporal de los alcaldes y la plataforma de la ría para apoyar al colectivo de mariscadores en sus demandas de soluciones para eliminar los lodos que afectan a más del 80% de O Burgo se extenderá más tiempo del que se esperaba. 
El presidente de los mariscadores de a pie, Andrés Pena, anunció ayer que los integrantes de la mesa acordaron “que durante o dragado se faga un control a través deste colectivo”. “Imos facer o seguimento e ver como van as obras entre os alcaldes, a cofradía e a plataforma”, aclaró. De esta manera pretenden asegurarse de que todas las demandas de regeneración se cumplen y de que los plazos y las formas de actuar son las adecuadas. 
Esta auditoría independiente podría comenzar a partir “de finais de ano ou a primeiros do que vén”. Esa es la fec ha que calcula Pena para que “a maquinaria esté traballando”. Así lo entienden los trabajadores más afectados por la caída de la productividad. 
Aunque la Administración competente anunció que el período de alegaciones se alargaría hasta el verano, el colectivo piensa que como se están presentando todas las aportaciones de los organismos ya, “ese prazo debería acabar antes”. 

un texto unitario
Prueba de que las instituciones están haciendo su parte es que el encuentro de ayer sirvió para conocer y debatir las aportaciones que entregaron el Ayuntamiento de A Coruña y el de Oleiros. Las suyas y las de Culleredo ya pasaron por ese proceso y se ha convocado una nueva cita para el  próximo día 16 de febrero a fin de poder conocer las puntualizaciones del Gobierno local de Cambre. 
En este sentido, la concejala de Medio Ambiente, María García, explicó que cada cual ha presentado de forma individual un documento pero que con las reuniones se trata “de redactar un documento unitario de síntese que quere escenificar o consenso con respecto á recuperación deste espazo”.
La edil, que reconoció que es un gesto “máis simbólico que técnico”, incidió en la aportunidad de “aproveitar o proxecto de dragado para unha rexeneración ambiental e ecolóxica de calado e de futuro”. En este sentido avanzó que el Ejecutivo de la Marea trabaja en llegar a los vertidos cero a O Burgo.

La mesa de la ría vigilará el dragado que haga Fomento en la ría de O Burgo