Lores apuesta por rechazar los acuerdos con fuerzas políticas que tienen “obediencia estatal”

02/12/2015 Sandra González, Xavier Vence, Miguel Anxo Fernández Lores y Carme Adán (BNG). El BNG ha exigido este miércoles al presidente de la Xunta y jefe de filas del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que "no
|

El alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, aseguró que “nunca vendrá de fuera remedio o esperanza” y rechazó “planteamientos de acuerdos” con otras fuerzas políticas “de obediencia estatal”, pues considera que “no van a resolver el problema”.
Al igual que el todavía portavoz nacional del Bloque, Xavier Vence, quien ya avanzó que no optará a la renovación de este cargo, el regidor pontevedrés considera que el Bloque debe resetearse, pero subrayó que “debe ser partiendo de sus principios fundacional”: “Sin vestirnos de lagarterana”.
De este modo, defendió, en una entrevista en Cadena Ser, que el BNG vaya “solo” a las elecciones autonómicas, puesto que sostiene que una persona que va en una lista que defiende posiciones dependientes de fuerzas estatales no hace políticas nacionalistas.
En consecuencia, el alcalde de la ciudad del Lérez sostiene que Galicia necesita fuerzas políticas propias: “Nadie va a sacarnos las castañas del fuego”.
También defendió que en el Bloque tienen cabida “todos los que acepten los principios de que hay que partir con orgullo de lo que somos”. “Y estar convencidos de que podemos hacerlo; producir y decidir por nosotros mismos y, a partir de ahí, empezará a brillarnos el pelo”, dijo.
Y es que sostiene que el Bloque tiene gente “suficiente” y “capaz” de formar una nueva dirección. Lo que ha prometido, eso sí, es echar una mano en lo que pueda colaborar.
La opinión de Lores es compartida también por el secretario xeral de la UPG, Néstor Rego, quien sostiene que una fuerza nacionalista “tiene su base en el principio de autoorganización”, ya que entiende que, para que exista Galicia, tienen que existir “fuerzas políticas propias”.

menos perceptible
En una entrevista en RNE, considera que la integración en las mareas, provocaría que el proyecto nacionalista fuese “mucho menos perceptible” y que incluso entrase en la dinámica de “llegar a desaparecer”.
En este sentido, Rego cargó contra En Marea –formada por Anova, Esquerda Unida y Podemos–, “movilizada” por una “fuerza estatal” como Podemos y que actúa “en función de intereses que no son los del país”.
Por último, le pidió al histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras que “se ocupe de su casa” y le recordó que “lo que tenga que decidir el BNG lo van a decidir los militantes y no él”.

Lores apuesta por rechazar los acuerdos con fuerzas políticas que tienen “obediencia estatal”