Ferreiro anuncia que en los “próximos días” llevará el presupuesto a pleno

El nuevo alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, mantuvo un encuentro con Xulio Ferreiro en el palacio de María Pita | javier alborés
|

El alcalde, Xulio Ferreiro, anunció ayer que llevará el presupuesto de 2018 a pleno en los “próximos días”, aunque no ofreció una fecha concreta para hacerlo. Las cuentas no figuran entre los asuntos del día del pleno ordinario de este mes, que se celebrará el lunes.
Esta afirmación la realizó el regidor durante una entrevista a nivel nacional en la Cadena Ser, centrada en la regla de gasto de la Ley de Estabilidad, y en la que participaron alcaldes de otras localidades.
El clima de mayor entendimiento con el Partido Socialista desde el pasado verano fue la herramienta utilizada por el Gobierno local para asegurar en varias ocasiones que salvo que se diese alguna circunstancia excepcional, la ciudad contaría por primera vez durante este mandato con las cuentas al inicio del año.
Sin embargo, esto ya no será de esta manera a pesar de que las negociaciones con los socialistas transcurrieron de modo fluido y sin grandes problemas. Así, la espera continúa sin que el Gobierno local haya explicado a qué se debe el retraso.

La ciudad no contará con presupuesto el 1 de enero por tercer año consecutivo, aunque se espera que lo pueda tener a lo largo del primer mes del próximo año, según fuentes cercanas a la negociación presupuestaria.
Antes de llevar el documento a pleno para su aprobación inicial, las cuentas de la ciudad deben pasar por la junta de gobierno local, en la que solo vota la Marea, y posteriormente por la Comisión de Hacienda, con voto de todas las formaciones.
Así, lo más probable es que se convoque una sesión plenaria extraordinaria a lo largo de este mes, toda vez que esperar hasta el pleno ordinario de enero semeja bastante lejano.
Esto se debe a que si el documento recibe la aprobación inicial de la corporación, después tiene que ser publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), momento a partir del cual se abre un período de 15 días hábiles para presentar alegaciones, y para los que no cuentan sábados, domingos ni festivos. Una vez que esas alegaciones hayan sido informadas, tendrán que pasar por la Comisión de Hacienda. Después de estos pasos, solo faltaría volver a llevar el documento al salón de plenos para que reciba su aprobación definitiva y ser publicado en los boletines para que pueda entrar en vigor.

Sin excusas
Este retraso en la aprobación del presupuesto y que no vaya a estar disponible el próximo 1 de enero supondrá también que haya que prorrogar el presupuesto de este año, algo que ya ocurrió en las dos últimas ocasiones.
En esta ocasión el Gobierno local no podrá acusar a la oposición de “bloqueo” como en los años anteriores, argumento utilizado como razón para no contar con el nuevo presupuesto listo con el incio del nuevo año. Ahora, el PSOE, del que necesita el apoyo en el pleno, hizo aportaciones que no supusieron ningún retraso en la negociación.

Ferreiro anuncia que en los “próximos días” llevará el presupuesto a pleno