Von der Leyen recibe a Johnson en Bruselas para una cita clave sobre el Brexit

Von der Leyen recibió a Johnson en la sede del Ejecutivo comunitario en Bruselas | EFE
|

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, recibió al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, para una reunión clave para tratar de desbloquear la negociación sobre la relación comercial entre Londres y los Veintisiete tras el Brexit. Un encuentro que, al cierre de esta edición, no había terminado.

Von der Leyen recibió a Johnson en la sede del Ejecutivo comunitario en Bruselas, el edificio Berlaymont, minutos antes de las 20.00 horas. Cumpliendo exactamente lo previsto.

El servicio audiovisual de la Comisión emitió en directo la bienvenida de la política alemana al primer ministro británico. Junto a las banderas del Reino Unido y la Unión Europea, ambos posaron para los medios gráficos unos momentos sin mascarilla y poco después volvieron a ponérsela y abandonaron el lugar para comenzar la reunión.

Tras una conversación telefónica el lunes pasado, los dos líderes anunciaron que se reunirían en Bruselas.

El Reino Unido y la Unión Europea siguen sin lograr un acuerdo sobre su relación tras el Brexit por la falta de consenso en cuestiones clave como las garantías para asegurar una competencia justa entre las empresas británicas y comunitarias, la pesca y los mecanismos para resolver disputas sobre el futuro pacto.

El objetivo de la cita, de la que a última hora de la noche no habían trascendido datos, era dar un impulso final a las conversaciones para que los equipos negociadores consigan el acuerdo.

El pacto debe lograrse y ratificarse en la Unión Europea y Londres antes del 1 de enero, pues ese día la legislación comunitaria habrá dejado de aplicarse en territorio británico y el Reino Unido se habrá convertido de manera definitiva en un país tercero.

En caso de conseguir el acuerdo, pasarán a regirse en sus intercambios comerciales por los requisitos arancelarios más generales y menos favorables de la Organización Mundial del Comercio.

Antes de viajar a Bruselas, El primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió de que ningún jefe de Gobierno del Reino Unido debería “aceptar” los términos para la futura relación bilateral tras el Brexit que hasta ese momento le había ofrecido la Unión Europea (UE). El “premier” aseguró que todavía hay opciones de cerrar “un buen acuerdo” antes de la fecha límite del 31 de diciembre, si bien recalcó que la UE debe rebajar sus líneas rojas.

El mandatario británico señaló a las normas de competencia justa que quiere aplicar Bruselas y el conflicto sobre el acceso a las aguas pesqueras del Reino Unido como los principales escollos que bloquean los avances en la negociación.

“Nuestros amigos en la Unión Europea están insistiendo en que si ellos aprueban una nueva ley en el futuro con la que nosotros en este país no queremos cumplir o con la que no estemos de acuerdo, ellos tendrán el derecho automático a castigarnos y tomar represalias”, afirmó el líder tory en la Cámara de los Comunes.

Consideró además que la que la UE presiona para que el Reino Unido sea “el único país en el mundo que no tendría control soberano sobre sus aguas pesqueras”. “No creo que esos sean términos que ningún primer ministro de este país debiera aceptar”, recalcó el mandatario británico.

Johnson subrayó que el Reino Unido “prosperará poderosamente” incluso si rompe sus lazos con el bloque comunitario sin haber llegado a un acuerdo. 

Von der Leyen recibe a Johnson en Bruselas para una cita clave sobre el Brexit