Las oficinas detectan un repunte en las ventas de lotería entre los turistas

Los turistas se llevan entre uno y dos décimos por regla general | pedro puig
|

A mediados de julio llegó la lotería de El Gordo a las administraciones de lotería coruñesas y las más céntricas han visto como los turistas eligen cada vez más este tipo de regalo. Aunque ahora se compran cantidades más reducidas que antaño, sí han registrado un pequeño repunte en el cómputo global de peticiones.
La oficina de El Filón de Oro, ubicada en la Rúa Nueva, es una de las que más movimiento de turistas tiene a lo largo de los meses de vacaciones por su excepcional ubicación. Gracias a ese lugar privilegiado en el centro y “a la publicidad de Loterías se nota un poco de incremento en las ventas”. Así lo cuenta su gerente, Pablo Seivane, que ve que a lo mejor con dos décimos los clientes tienen suficiente, lo que es menos que antes, “pero se atiende a más gente”. “Habremos mejorado un 10 o un 12% en relación al mismo período de 2017”, añade.
En el despacho ubicado en plena plaza de María Pita también notan una subida condicionada por la gran afluencia de excursiones al lugar. “Agosto fue un mes movidito”, explica en la ventanilla, Victoria González. En este negocio, cuya titular es María Páramo, afirman que, de hecho, la compra habitual varía un poco más que en otras zonas. Y es que al recibir grupos que hacen rutas conociendo el centro y la Ciudad Vieja lo mismo se encuentran con clientes que llevan “dos décimos que diez, pero siempre más de uno”.
Una de las copropietarias de La Favorita, Ana García, comenta que la salida de números “va bastante bien y que el 95% de la gente” que han atendido es de fuera. Destacan que ahora los visitantes prefieren “llevar de regalo lotería en vez de una chorradita”. Por ello, en el establecimiento les ha hecho especial gracia la publicidad de Loterías del Estado en la que han usado la típica frase de las camisetas “Alguien que me quiere mucho me ha traído esto de...” y ahí ya toca autocompletar.
Cliente nacional
Mientras los coruñeses se esperan para más adelante para comprar y los establecimientos de hostelería van haciendo sus encargos, como afirman Seivane y Juan Cantariño –de As de Oros, en el centro comercial de Los Rosales–, los consumidores de papeletas son viajeros que vienen de otras partes de España. “Sobre todo de Barcelona y Andalucía”, puntualizan en María Pita, donde cuentan que para el extranjero se van pocos décimos y siempre en manos de emigrantes gallegos.
De La Favorita sí vuelan muchos billetes en avión cada año y a estas alturas ya se han ido de A Coruña los de la casa gallega de Lucerna. A otros puntos de la ciudad, como As de Oros no llegan tanto los efectos del turismo pero Cantariño cuenta que este año han detectado que han ido a por boletos "bastantes asiáticos", aunque no sabe si de paso por la ciudad o residentes en ella.
Por eso ahora mismo se centran en tramitar las reservas porque "encargos hay muchos" tanto de los bares como, para este septiembre, "de colegios, clubs deportivos y empresas". l

Las oficinas detectan un repunte en las ventas de lotería entre los turistas