A prisión cuatro implicados en una red de tráfico de drogas que operaba en el Barrio de las Flores en 2005

|

El Ideal Gallego-2011-05-11-008-db224cf7

  m. pérez > a coruña

  Cinco imputados se sentaron ayer en la sección segunda de la Audiencia Provincial acusados de pertenecer a una red de tráfico de drogas que operaba en el Barrio de las Flores. No hubo dudas por parte de las defensas de cuatro de ellos, que aceptaron una pena de un año y medio de prisión en dos de los casos y de seis meses en otros. Poco comparado con las condenas que se solicitaron inicialmente, que oscilaban entre los cuatro años y los 14 meses.


Los hechos ocurrieron hace poco menos seis años cuando la Policía recibió varias denuncias vecinales, alertando de que en un bar del barrio existía un punto de venta. Aseguraban que allí se daban cita varios jóvenes consumidores y las personas que les proporcionaban las sustancias estupefacientes.
La acusación explicó ayer como la actividad ilegal generó además “alarma social” en la zona debido a que el área suele ser frecuentada por niños y personas mayores, y las transacciones se llevaban a cabo a plena luz del día.
Los agentes declararon que a lo largo de una semana de vigilancia, vieron en distintas ocasiones como los encausados se pasaban unos a los otros pequeñas cantidades de hachís –y en una ocasión de heroína–, que después daban a su vez a terceras personas a cambio de dinero. Según explicaron los representantes de las fuerzas del orden, el trasiego de compras y ventas era constante hasta que se produjeron las detenciones.
Mientras, desde el banquillo, los acusados se preguntaban sobre la pertinencia de su apresamiento: “Señoría, no sé que hago yo aquí”. Se quejaban de que cuando la Policía los sorprendió llevaban encima “poco más de un canuto” y no encuentran justa la condena que se les impone por esa cantidad –iban desde los tres a los seis gramos–. Al terminar las conclusiones de ambas partes, los procesados, uno por uno, solicitaron sufragar la multa a plazos, debido a problemas económicos.
El único de los imputados que no reconoce los hechos ni asume la pena –de seis meses– que pidió la Fiscalía ayer para él  responde a las iniciales G.M.L., defendido por José Ramón Sierra. En la actualidad se haya recluido en prisión y cuenta con antecedentes penales por robo y quebrantamiento de condena.

 

A prisión cuatro implicados en una red de tráfico de drogas que operaba en el Barrio de las Flores en 2005