La amenaza del huracán “Irma” obliga a la evacuación de 6,3 millones de personas en Florida

MIA01. MIAMI (FL,EE.UU), 09/09/17.- Vista de los edificios de Miami Beach, junto a la avenida Collins Ave, la más importante de esta zona de la ciudad, totalmente vacía, hoy, sábado 9 de septiembre de 2017, a la espera del hurac&aacut
|

Miami escapará, muy probablemente, al embate del ojo del huracán “Irma” debido a un viraje que amenazaba al cierre de esta edición a la costa suroeste de Florida, lo que obligó a las autoridades del estado a dictar nuevas órdenes de evacuación.
Las bandas externas de “Irma”, degradado a categoría 3 tras haber tocado tierra el viernes por la noche en la costa norte de Cuba, se sentían ya ayer en los Cayos, donde se espera al huracán hoy, y en el sur de la península de Florida, en donde puede tocar tierra también hoy por la tarde o noche.
Hasta ayer a mediodía unos 6,3 millones de floridanos habían recibido la orden de evacuar sus lugares de residencia, una cifra que equivale al 30% de la población del estado y que fue suministrada por el Departamento de Emergencia. A la vez, las autoridades habilitaban nuevos refugios y alertaban de que el momento de evacuar era “ahora”.
El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos pronosticó que el ojo del huracán tocaría los Cayos de Florida hoy por la mañana y se movería a lo largo o cerca de la costa suroeste de Florida por la tarde, es decir, al otro extremo de los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach, donde en principio se pensaba que iba a impactar.

Vientos
A las 18.00 GMT (14.00 horas en Miami), el huracán, calificado de “mortal” por las autoridades, presentaba vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora.
No obstante, los meteorólogos del CNH advirtieron de que seguiría siendo un “poderoso huracán a medida que se acerque a Florida”.
En una rueda de prensa ofrecida desde el Centro de Emergencias de Florida, con sede en Tallahassee, capital del estado, el gobernador Rick Scott fue enfático al pedir a sus residentes que tomasen medidas para protegerse de este ciclón “mortífero” y “asesino”. El gobernador, que ordenó hace días desplegar a 7.000 miembros de la Guardia Nacional de Florida, recordó que se preveía que el nivel del mar aumentase hasta 3,6 metros en varias zonas de la costa y dijo que el agua podía llegar a cubrir casas enteras.
En la cuenca atlántica el foco está también sobre “José”, un huracán de categoría 4 que ayer pasó con vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora cerca de las Antillas Menores, castigadas recientemente por “Irma”.
Sobre las 18.00 GMT José se hallaba a 155 kilómetros al este-noreste de las islas de Sotavento Norte y dejaba sentir vientos con fuerza de tormenta tropical en la islas San Martin, San Bartolomé, Anguila y Barbuda, esta última devastada al 95% por el paso de “Irma”, según sus autoridades.
Un tercer huracán, “Katia”, que amenazaba zonas del Golfo de México, se disipó ayer tierra adentro en territorio mexicano, donde tocó tierra la noche del viernes como huracán de categoría 1. El paso de la tormenta “Katia” dejó al menos dos muertos a causa de un corrimiento de tierra en Xalapa, capital del estado de Veracruz (este de México), informó ayer Protección Civil. l

La amenaza del huracán “Irma” obliga a la evacuación de 6,3 millones de personas en Florida