A Coruña iniciará acciones legales para recuperar la Casa Cornide

El inmueble está situado en plena Ciudad Vieja | patricia g. fraga
|

El Ayuntamiento de A Coruña iniciará acciones legales para recuperar para el patrimonio público la Casa Cornide “una vez que los informes jurídicos encargados a la Universidad avalan las acciones para la recuperación del inmueble”, ahora en manos de los Franco. Así lo anunció la alcaldesa, Inés Rey, que asegura que el Gobierno de A Coruña “no eludirá su firme compromiso con la memoria democrática” y “utilizará todas las acciones a nuestro alcance para restituir la Casa Cornide a su legítima titular: la ciudadanía de A Coruña”.

Sobre las conclusiones del estudio encargado a la Universidad de A Coruña, señala que serán estudiadas ahora por la asesoría jurídica municipal “con el objetivo de comenzar lo antes posible las acciones judiciales que permitan recuperar la Casa Cornide”.

Además, María Pita mantiene “otra vía” para recuperar inmueble, que es su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC).

Según explicó la alcaldesa, los informes destacan que “la naturaleza jurídico-patrimonial de la Casa Cornide es pública y contrastan la ilegalidad de los sucesivos procedimientos de permuta, subasta y venta de la casa”, en la Ciudad Vieja de A Coruña.

Así, expuso que, según aparece recogido en ellos, la Casa Cornide pasó a ser propiedad del Estado en 1949 y que el 22 de junio de 1962 se transmitió en permuta al Ayuntamiento de A Coruña. “Pocos días después, el pleno del ayuntamiento en sesión extraordinaria aprobó la subasta pública para la venta de la Casa Cornide al mejor postor”, insisten desde el Palacio de María Pita.

“El 2 de agosto de 1962 se realizó la subasta y la Casa Cornide le fue adjudicada por el precio de 305.000 pesetas” para,  solo tres días después, venderla a Carmen Polo y Martínez Valdés por 25.000. “No existió autorización del Ministerio de Educación Nacional, a través de la Dirección General de Bellas Artes, en las sucesivas transmisiones”, sostiene el Ayuntamiento de A Coruña.

Los informes advierten, asimismo, que “se modificaron las condiciones de la subasta con el fin de que el adjudicatario no tuviera que hacer frente a ciertas condiciones recogidas en los pliegos” y de que estos cambios se realizaron “sin atender a las prohibiciones establecidas en la legislación de contratación administrativa” entonces vigentes en España.

A Coruña iniciará acciones legales para recuperar la Casa Cornide