Taurosiglo XXI invita a peñas y aficionados a rescatar a la ciudad de su “modorra” taurina

El Ideal Gallego-2014-09-28-015-b8697ed7
|

El empresario Tomás Entero, de Taurosiglo XXI, la empresa encargada de devolverle la feria taurina a la ciudad, lo tiene claro. Una mala planificación y organización hizo que en los dos últimos años la cita con los astados se languideciese, ofreciendo carteles “muy poco atractivos para los aficionados”.
Esta es la razón que justifica, según el experto, la poca respuesta del público a las corridas que regresarán el 4 y 5 de octubre al Coliseo con seis figuras del toreo, cuatro de ellas situadas en el primer escalafón nacional. Es por eso que Entero invitaba a peñas y amantes del mundo taurino en general a “rescatar de la modorra que rodea a la feria” y poner al multiusos en el lugar “que le corresponde por prestigio y señorío de esta ciudad”.
Por su parte, el primer teniente de alcalde Julio Flores desmentía las palabras de la nacionalista María Xosé Bravo, que acusaba al Ayuntamiento de subvencionar el evento, argumentando que en todo caso, fue el bipartito el que costeó durante cuatro años los toros con 800.000 euros y que ahora es el empresario el que arriesga su dinero.
Sobre el cartel, Tomás Entero destacaba la presencia del rejoneador Diego Ventura, que se ha llevado diez orejas del Coliseo, de El Fandi, “muy querido en la ciudad” y que ocupa el segundo puesto del ránking taurino y de Fandiño, con sangre gallega y una peña en Carral. La segunda jornada supondrá un reencuentro con “El Cordobés” y la oportunidad de ver a Abellán un día después de enfrentarse en Las Ventas a seis ejemplares.

abolicionistas
La plataforma Galicia, Mellor Sen Touradas salía ayer al paso de las declaraciones de Julio Flores recordando que el propio director del Coliseo afirmaba en 2012 engalanar el multiusos con 35.000 euros y que la concejala Ana Fernández cifraba en 40.000 euros la partida para los toros.
Añaden los abolicionistas que el alquiler de las instalaciones supone un desembolso de más de 15.000 euros, con más de 20.000 euros a sumar por tasas, un “evidente subsidio indirecto para a UTE adxudicataria”.

Taurosiglo XXI invita a peñas y aficionados a rescatar a la ciudad de su “modorra” taurina