Galicia reformula el inicio del curso y establece un retorno a las aulas escalonado

Los estudiantes ourensanos realizaron el pasado agosto la Selectividad | efe
|

Las Consellerías de Educación y Sanidad de la Xunta presentó ayer su protocolo definitivo para el inicio del curso escolar, que arrancará en la comunidad autónoma a partir del próximo 10 de septiembre y con la obligación para el alumnado de llevar consigo dos mascarillas, además se ha decidido la obligatoriedad a partir de primaria y se ha ampliado el uso hasta la franja de tres a seis años.

“La finalidad de esta medida es comenzar gradualmente para que los más pequeños se vayan acostumbrado a las normas, pero no se está modificando el calendario escolar”, detalló en una rueda de prensa el secretario general técnico de la Consellería de Educación, Jesús Oitavén.

De este modo, el protocolo presentado ayer y que incluye las modificaciones derivadas de las conclusiones del Consejo Interterritorial es el definitivo “salvo que cambiase mucho la situación epidemiológica”, en cuyo caso hay mecanismos para actualizarlo.

Regreso por ciclos
El protocolo establece que el 10 de septiembre comenzarán las clases de cuarto y quinto de Educación Infantil, de Educación Especial y de Primero, Segundo y Tercero de Educación Primaria, mientras que al día siguiente arrancarían las clases de Sexto de Educación Infantil y de Cuarto, Quinto y Sexto de Educación Primaria. El día 16 de septiembre se iniciará el curso para los alumnos de primero y segundo de Educación Secundaria, primero de Bachillerato y primero de Formación Profesional de grado medio y superior, el día 17 para tercero de Educación Secundaria, segundo de Bachillerato y segundo de Formación Profesional media y superior y por último, el día 18 se incorporarán alumnos de cuarto de Educación Secundaria y de FP básica.

En relación al uso de las mascarillas, los alumnos deberán llevar, además de la de uso obligatorio, una segunda que poder utilizar en caso de ser necesario, así como un estuche para guardar la mascarilla cuando no se utilice, como podría suceder en el comedor durante el consumo de alimentos.

Aunque la Consellería de Educación repartirá hasta 400.000 mascarillas entre los centros, los alumnos están obligados a llevar las suyas propias, de tal modo que éstas se facilitarán sólo en caso de ser necesario.

Distancia social
Con respecto a los espacios, el protocolo establece que se debe garantizar una distancia de 1,5 metros “medidos desde el centro de la silla”, para lo que se puede retirar el mobiliario de las aulas o habilitar espacios adicionales; de no ser viable, sería posible desdoblar al grupo existente.

Las medidas de limpieza establecen también la necesidad de desinfectar los aseos dos veces al día y el centro al menos una vez al día, con especial atención a pomos de puertas o pasamanos de escaleras.

Asimismo, el protocolo incluye entre sus obligaciones la asignación de asientos fijos en el transporte escolar y el mantenimiento de una distancia de 1,5 metros también en los comedores escolares, donde se pueden establecer turnos para así reducir el aforo.

La Consellería de Educación también ha encargado a cada centro la elaboración de un Plan de Adaptación a la Covid-19, así como un plan de contingencia con medidas en caso de suspensión de la actividad lectiva presencial. Las aulas virtuales tendrán que estar operativas a partir de 3º de primaria antes de finalizar el mes de septiembre, y los centros tendrán que vigilar e identificar las necesidades y dificultades de cada usuario para recibir formación a distancia.

Del mismo modo, cada centro designará un “equipo Covid” que recibirá formación a partir del próximo viernes 4; mientras tanto, a cada centro educativo se le asignará un centro de salud de referencia donde se recibirá atención personal e individualizada ante cualquier duda o incidencia sobre el protocolo.

Las familias, por su parte, serán las responsables de tomar la temperatura a los alumnos antes de acudir al centro y, en caso de detectar fiebre alta u otros síntomas compatibles con la Covid-19, tendrán que ponerse en contacto con el personal sanitario y no podrán llevar al alumno al centro. 

En caso de detectar algún brote, el director general de Asistencia Sanitaria de la Consellería de Sanidad, Jorge Aboal, ha apuntado que serán las autoridades sanitarias las que definan las medidas de aislamiento.

Galicia reformula el inicio del curso y establece un retorno a las aulas escalonado