David Torres sentenció en los minutos finales

Deporte Campeón-2016-01-31-025-9460c1ca
|

Comenzó la segunda vuelta para el Liceo, que doblegó en Riazor al SHUM Maçanet por 7-3. Eso sí, fue un trabajado triunfo de los de Carlos Gil, que no se fueron en el marcador hasta los instantes finales.
Con Toni Pérez fuera de la convocatoria por precaución (debido a los problemas físicos del asturiano) el Liceo empezó con mucha fuerza. En los primeros minutos, ya se había colocado con 3-0, gracias a los hermanos Bargalló y a Oriol Vives. Y aunque Ferrer redujo las diferencias para los catalanes, David Torres (sin duda el gran protagonista del partido), las volvió a ampliar poco después con el 4-1. El tramo final de la primera parte fue más tranquilo, pero el SHUM Maçanet demostraba que aún tenía ganas de pelea con el 4-2, que anotó Neves de falta directa.
Todavía quedaba mucha tela que cortar para la segunda parte. Y más después de que Neves batiera a Malián en otra falta directa. Con el 4-3 crecía la incertidumbre en el marcador.
El Liceo siguió buscando el marco de Luzón, pero los goles no llegaban, y el cuadro gerundense en cualquier momento podía igualar la contienda. Pero los herculinos lograron el premio a su insistencia, en siete minutos finales con un David Torres en plan estelar.
El ariete coruñés demostró una vez más su olfato goleador al anotar el quinto, sexto y séptimo tantos del Liceo, para colocar el 7-3 definitivo en el marcador del Riazor.
Un resultado amplio, que premió el juego de ataque de un Liceo que se mantiene en la lucha por el título.

David Torres sentenció en los minutos finales