El PSOE solo hará en este mandato una de las ocho rondas peatonales del PMUS

Sin título-2
|

Con las obras de la calle de Ramón Cabanillas, el proyecto de una ronda peatonal que una San Diego con Agra do Orzán va tomando forma poco a poco. No se trata de una ruta peatonalizada en su totalidad, sino de calles aisladas, con poco tráfico y algunas de ellas sin salida, que forman una línea de puntos. No es más que una de las que contemplaba el Plan de Movilidad Urbana Sotenible (PMUS) que se redactó durante la etapa del PP y que contempla diez ejes peatonales (este se llamaba eje este), pero las demás no verán la luz este mandato. El concejal de Movilidad y Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, fue muy claro al respecto: “Creo que si conseguimos como tal ronda coser toda la que tenemos prevista ya es un avance importante”.

Eso no quiere decir que estas sean las únicas obras que planea Urbanismo. “Luego haremos actuaciones de humanización y peatonalización en otros ámbitos”, aseguró. En el caso de Los Cantones y la plaza de Lugo están ya en fase de estudios técnicos previos, y el proyecto promete generar un gran impacto en el centro de la ciudad, porque implica extender la restricción del tráfico de La Marina hasta la plaza de Mina. “Habrá intervenciones concretas en otros barrios, que serán avances que anunciaremos a medida que estén los estudios técnicos hechos”; prometió. 

Siguiendo el recorrido 
De momento, la obra de Ramón Cabanillas es, junto con la de la calle de Puga y Parga, en Cuatro Caminos, la primera que se realiza durante el mandato de Inés Rey. En ambos casos, se trata de callejones sin salida, que no afectarán al tráfico. Villoslada prometió que en breve, financiada por los fondos Eidus, se comenzará a trabajar en la de Pardo de Cela, y luego se continuará con los proyectos que continúen “cosiendo” el recorrido hasta calle Barcelona. Algunas serán peatonales, otras incluirán un carril bici y otras serán semipeatonales. 

Movilidad todavía no ha decidido cómo continuará la ronda peatonal en el barrio de la Sagrada Familia, una vez se cruce la avenida de Arteixo, pero probablemente será semipeatonal. “Habrá que valorar si es semipeatonal por que habrá que adaptarlo a la dinámica de cada calle para que el impacto sea positivo”, comentó el edil.

En todo caso, uno de los objetivos del PMUS, a diez años vista, era trazar una red de itinerarios a pie y ya es imposible que se cumpla el plazo, aunque se hayan hecho avances en ese sentido. Tanto el PSOE, como el PP y la Marea Atlántica han llegado a peatonalizar algunas calles en distintos barrios de la ciudad. A esto hay que añadir la peatonalización de la avenida de Montoto, en La Marina, que acometió el PP, y que durante este mandato el PSOE concluirá el eje interior, rebautizado como ronda peatonal.

Por otro lado, no hay que olvidar que, como parte de un proyecto mayor que dio en llamar “El camino del vigía” y que se correspondía a grandes rasgos con el “eje central” del PMUS en Monte Alto, la Marea Atlántica urbanizó en noviembre la pequeña calle de A Marola, con una altura única y eliminando el aparcamiento. También eliminó plazas y ensanchó aceras en la calle de la Torre. El resto de los ejes tendrán que esperar para poder ver la luz: el eje universidad, el verde, el industria, el central, el oeste... 

La lentitud con la que se ha desarrollado el PMUS se explica, entre otras cosas, por la resistencia que a veces se encuentra entre los vecinos afectados por los proyectos. Mientras que los comerciantes generalmente los apoyan, los residentes protestan por la retirada de plazas de aparcamiento que implica. La Marea, por ejemplo, tuvo que soportar muchas críticas cuando reformó la calle de A Marola.

Con todo, Rey todavía no se ha encontrado con gran resistencia. Las dos calles que se están peatonalizando son pequeñas y con muy pocos vecinos, pero también existen planes para peatonalizar las vías de Compostela, Alcalde Marchesi y Primavera, así como Pintor Joaquín Vaamonde e Inés de Castro en la Falperra y los vecinos parecen apoyar dichos planes. Esto podría indicar un cambio de mentalidad del público con respecto al nuevo modelo de movilidad que se impulsa desde el Ayuntamiento, sea quien sea el partido que gobierne.

El PSOE solo hará en este mandato una de las ocho rondas peatonales del PMUS