A Coruña concentra tres de las diez zonas más caras de Galicia para alquilar un local

El Ideal Gallego-2018-10-28-003-b623fc07
|

La carestía de los locales comerciales en algunos puntos neurálgicos de A Coruña no es ninguna sorpresa pero un reciente estudio de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) revela que la ciudad es con diferencia el municipio más prohibitivo a nivel general en relación al resto de grandes urbes de la comunidad. Del top ten de barrios que proponen unos precios más elevados a los empresarios, tres son coruñeses. Los representantes reconocen que la nueva subida de los arrendamientos afecta especialmente al pequeño comercio pero indican que, en particular, aquí el daño no se nota tanto porque muchas grandes firmas prefieren estar en los centros comerciales que a pie de calle.
La calle Real es una de las tres más caras de Galicia si lo que se busca es un local para alquilar y montar un negocio, por lo que no es de extrañar que el movimiento de inquilinos sea bastante constante como se puede ver al recorrer a menudo esta arteria comercial. Aunque la vía más cara de toda la comunidad se sitúa en Ourense según la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias, lo cierto es que si se habla de áreas en general tres de las diez primeras están en A Coruña. 
Como aclaran en su estudio los precios medios se estiman en función de la ubicación, el estado de conservación, los metros de fachada o si tienen una gran cristalera, entre otras características, de una propiedad. Con estos puntos de partida los propios agentes estimaron que el precio medio del alquiler es de 8,50 euros el metro cuadrado en toda la localidad. 
Pero esa cifra sale de sumar las zonas más asequibles con las más caras como son la Ciudad Vieja y el Centro –donde estaría la calle Real– con 19 euros a pagar por cada metro de establecimiento, seguido del Ensanche (entorno de la plaza de Lugo) con 14 euros y Juan Flórez que, pese a haber vivido tiempos mejores en cuanto a la apuesta de comerciantes y hosteleros por establecerse allí, todavía cuenta con unas tarifas de 12 euros el metro cuadrado.
Por delante de todo solo se sitúa el entorno de Santo Domingo y el Paseo en Ourense, donde 30 euros son los que se precisan para reservar cada metro cuadrado. En Lugo habría otra zona, la del recinto amurallado, en la que alquilar resulta especialmente caro por los 16 euros que piden los propietarios y, curiosamente, en Vigo el entorno más elevado solo alcanza los 14 euros.
Mayor diversificación
Esta dinámica de precios, que según el presidente de Fegein, Benito Iglesias va en aumento de manera general aunque ahora se detecta un “frenazo” de esa subida y una relativa estabilidad, está afectando bastante al comercio de proximidad. 
“En Vigo, Santiago y Ourense estamos comprobando que se destruye el comercio local porque los locales los consiguen las grandes firmas y franquicias”, destaca y hace una puntualización sobre la diferencia de A Coruña con respecto a estas otras ciudades. “Tiene un comportamiento diferenciado por tener un número de centros comerciales muy elevado y bastante superior a la media”, aclara Iglesias. 
Con esto se refiere a que las cadenas tienen la necesidad de tender a la “diversificación” porque hay muchos locales comerciales –tienen registrados 900 disponibles– tanto en grandes áreas como en las calles del centro, de manera que el comercio de siempre tiene alguna posibilidad más de seguir en zonas principales.

A Coruña concentra tres de las diez zonas más caras de Galicia para alquilar un local