Más de la mitad de las mujeres asumen renunciar a su carrera para ser madres

El 51% cree que tendrá que pedir una reducción de jornada, una excedencia, o abandonar su puesto aec
|

El 51% de las mujeres tienen asumido que tendrán de renunciar a su carrera profesional en caso de ser madres, ya sea pidiendo reducción de jornada, una excedencia o abandonando el puesto de trabajo, algo que de facto hacen el 58 por ciento de las que ya son madres, y no solo por obstáculos en la sociedad o el mercado laboral, sino también por barreras internas y de relación con la pareja.
Son las principales conclusiones del estudio Somos Equipo elaborado por la asociación Yo No Renuncio del Club de Malas Madres a partir de 24.000 encuestas online realizadas a mujeres y hombres (el 11% del total) el mes de octubre para conocer cuál es la situación dentro de los hogares frente a “mitos” extendidos como que los hombres “hoy en día se implican mucho más” en el hogar y los cuidados.

CORRESPONSABILIDAD
El trabajo, presentado ayer por la presidenta de la asociación, Laura Baena, y la socióloga Maite Egoscozabal, constata que “la corresponsabilidad sigue lejos de ser una realidad”, pues son las mujeres quienes asumen el mayor peso del hogar y quienes se convierten en “el rival más débil del mercado laboral”. En concreto, el estudio señala que el 58,1% por ciento de las mujeres renuncia a su carrera profesional al ser madres, frente al 6,2% de sus parejas. Mientras, el 51% de las mujeres sin hijos asume que cuando los tenga, tendrá que renunciar a su desarrollo laboral, algo que indica el 11% de sus parejas; y el 10,5% opina que se tendrá que adaptar a la nueva situación, cosa que reseña un 5,8 por ciento de ellos.
El estudio concluye que esto tiene que ver no solo con obstáculos a nivel social como la falta de igualdad de oportunidades en el mercado laboral o la ausencia de igualdad en materias como los permisos parentales, sino con “barreras internas compuestas de factores individuales y factores relacionales de pareja”.
Baena explicó que “después de dos años luchando” por la conciliación y reuniéndose con otras organizaciones y con partidos políticos, en la asociación se han dado cuenta de que “en las empresas y la sociedad no se iba a entender la corresponsabilidad si en las propias casas no se estaba entendiendo”, ya que hay empresas donde sí hay una apuestan por ascender a mujeres, pero ellas los rechazan al no recibir ayuda para las tareas de casa. n

Más de la mitad de las mujeres asumen renunciar a su carrera para ser madres