Medio Ambiente retrasa el comienzo del dragado y saneamiento de la ría

La ría lleva varias semanas cerrada por la detección de altos niveles de toxina patricia g. fraga
|

La ría de O Burgo encadena cierres desde principios de año mientras nada parece indicar que por fin se vayan a iniciar las obras de dragado y saneamiento del espacio natural. El Ministerio de Medio Ambiente deja entrever que, con toda probabilidad, el proyecto se retrasará de nuevo puesto que a semanas de que concluya el período de alegaciones todavía no se han incorporado al documento final. Los mariscadores ya habían advertido de que si se agotaba el plazo establecido en la friolera de seis meses se imposibilitaría que las obras comenzasen antes de 2017 en el mejor de los casos.
Los trabajos de retirada de los lodos de O Burgo –que según los trabajadores han reducido la parte accesible al marisqueo hasta el 19%– parecen abocados nuevamente al retraso sin una fecha clara. El período de alegaciones finaliza el próximo 12 de julio pero el Ministerio de Medio Ambiente agotará el plazo, de tal manera que los trámites burocráticos siguientes aplazarán notablemente la llegada de la maquinaria pesada a la marea.
Así lo demuestran las declaraciones del departamento del Gobierno central a este diario. Según este “se está concluyendo la fase de análisis de las alegaciones presentadas”, pero aún queda tomar la decisión de si estas son tenidas “en cuenta para la corrección del proyecto redactado, en las cuestiones que resulte necesario”.
Así, con posterioridad, “la totalidad del expediente se remitirá a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural para la emisión de la Declaración de Impacto Ambiental”.
Fuentes del Ministerio aclaran que cuando tengan la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) será cuando se defina “el tratamiento que debe aplicarse al material dragado y conocido el coste real de las obras”. De hecho, para muestra de lo difícil que será que los trabajos comiencen en 2016 está la intención del Ejecutivo central de negociar “posibles acuerdos con la Xunta y los Ayuntamientos en relación con la ejecución y financiación de las obras”.

antecedentes
Las mismas fuentes del área dirigida por la ministra en funciones Isabel García Tejerina recuerdan que “el estudio de Impacto Ambiental y el Proyecto de Dragado ambiental de la ría de O Burgo se sometió a información pública mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de 11 de diciembre de 2015 por un plazo de 30 días hábiles contados a partir del siguiente a dicha publicación”.
“Igualmente se consultó a los interesados que figuraban en el expediente de evaluación ambiental”, zanjan.

Medio Ambiente retrasa el comienzo del dragado y saneamiento de la ría