Tres heridos en otros tantos accidentes de tráfico registrados en apenas media hora

|

El Ideal Gallego-2011-07-16-009-2f78e249

  r.l. > a coruña

  La jornada de ayer fue especialmente problemática para los servicios de emergencias de la ciudad debido al alto número de incidencias, tanto en accidentes de tráfico como domésticos.
Las vías coruñesas registraron tres accidentes en menos de media hora. El primero de ellos tenía lugar en la carretera de Arteixo a la altura de la rotonda de Ikea. Una colisión entre dos vehículos se saldaba con un herido. Se trata de una mujer de 52 años de edad cuyo nombre se corresponde con las iniciales M.J.C.F. Aunque su estado no revestía gravedad, una ambulancia de la Cruz Roja la trasladó al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac).
Tan sólo cinco minutos después, en la calle Fernando Rey, junto al viaducto de la avenida de  Alfonso Molina, un ciclomotor  recibía la embestida de un turismo. A consecuencia del golpe, el conductor de la moto cayó al suelo recibiendo múltiples contusiones. El joven fue trasladado por el 061 al Chuac, con pronóstico es leve, mientras que el conductor del turismo salió ileso .
No muy lejos de allí, a las 13.20 horas, tenía lugar el accidente más grave de la jornada. Un ciclomotor atropellaba a una mujer de 74 años en la calle de Pérez Ardá, a la altura de la estación de autobuses.
Según el informe de los agentes de la Policía Local que se personaron en el lugar, la víctima estaba cruzando por un lugar indebido cuando se produjeron los hechos, por lo que el conductor del vehículo implicado no tuvo tiempo de esquivarla.
Hasta el lugar del siniestro también se desplazó una dotación del 061. Los sanitarios atendieron  a la mujer que se encontraba tendida en la calzada.
La víctima, cuyas iniciales son M.C.U.B., fue trasladada al Chuac con pronóstico reservado. Por su parte el conductor del ciclomotor no sufrió ningún daño.
Ninguno de los accidentes produjo retencioens de importancia.

Dos intervenciones > También fueron varios los accidentes domésticos en los que se precisó la intervención de los bomberos.
Eran las 15.23 horas, cuando el 080 recibía un aviso de incendio en el número 304 de la ronda de Outeiro. Al parecer, la campana extractora de la cocina de una de las viviendas produjo una gran humareda que alertó a los vecinos.
Hasta allí se desplazaron dos dotaciones, que finalmente no tuvieron que intervenir, porque las llamas se habían extinguido solas, sin producir graves daños.
Muy similar fue el segundo incidente del día que tuvieron que atender los bomberos coruñeses. Pasaban pocos minutos de las siete de la tarde, cuando en una vivienda de la calle San José, en Monte Alto, se declaraba otro incendio. Aunque no está muy claro el origen del fuego, es más que probable que se produjera en uno de los fogones de la cocina. Las llamas se extendieron rápidamente por el resto de la habitación, afectando a algunos muebles.
Los dos camiones de bomberos que llegaron al lugar tuvieron que emplearse a fondo para evitar que el fuego afectase al resto de la vivienda, aunque veinte minutos después la situación estaba controlada.
En este caso si que hubo que lamentar daños personales, dado que la propietaria del inmueble necesitó atención médica y tuvo que ser trasladada al hospital. La mujer inhaló una pequeña cantidad de humo, al intentar sofocar el incendio, aunque su pronóstico es leve.


 

Tres heridos en otros tantos accidentes de tráfico registrados en apenas media hora