ARTEIXO - Un arteixán se enfrenta a una multa de 300 euros por interrumpir un pleno

|

Una multa de entre 120 y 300 euros por haber interrumpido un pleno. Esta es la sanción a la que se enfrenta Ricardo Rodríguez, un vecino de Arteixo que señala que le indignó que el gobierno local asegurase que “Servicios Sociales funcionaba bien, cuando es mentira”.
En la carta que le ha llegado de la Subdelegación del Gobierno señalan que los dos agentes que se encontraban en el salón de plenos le han denunciado porque “comenzó a gritar interrumpiendo el transcurso de la sesión, llegando a paralizarla, al ser solicitado para que deponga su actitud hace caso omiso a las indicaciones oponiendo resistencia a su salida”.
Rodríguez levantó la voz después de que la portavoz del BNG, Silvia Seixas aseguraba que en Servicios Sociales habían “recomendado nalgún caso que alquilara un furgón para ir a Portugal”, a lo que el alcalde, Carlos Calvelo contestó que son “comentarios” falsos.
“A mí me contestaron. Me dijeron que por qué no pedía ayuda a mi familia”, espetó Rodríguez. Entones, los agentes que estaban allí le pidieron que no interrumpiesen y le desalojaron. “No falté a nadie al respeto, solo dije lo que me había pasado a mí”, subraya ahora.

En el pasillo
Rodríguez manifiesta que le echaron de “malas maneras”. Incluso acusa a los agentes de haberle “amenazado” , en el pasillo. Un término que niega el concejal de Seguridad Ciudadana, José María Novo, que afirma que los agentes “fueron correctos en todo momento”.  
“Hice un escrito para pedir disculpas por hablar cuando no debía, pero dije también que los dos agentes habían actuado con abuso de poder” y defiende que es “mentira” que se resistiese a marcharse.
“Salté por indignación y sin faltar”, subraya y considera una “vergüenza” la sanción. “No pienso pagar ni un duro. No voy a quitárselo de comer a mis hijos”, lamenta.
En esta línea explica que tiene dos hijos pequeños y lleva “cuatro años en el paro”, mientras que su mujer “trabaja a duras pena”. Una situación que, asegura, conocen tanto “los policías” como el gobierno local. n

ARTEIXO - Un arteixán se enfrenta a una multa de 300 euros por interrumpir un pleno