Faro de Monte Alto rechaza todavía las explicaciones sobre la alfombra floral

el ideal gallego-2018-10-10-003-59d6fb56
|

La reunión de ayer entre la asociación cultural Faro de Monte Alto, el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de limpieza, Cespa, para dar explicaciones sobre las circunstancias que habían llevado a la destrucción de la alfombra floral en honor a la Virgen del Rosario en la madrugada del domingo, hora y media después de haber sido confeccionada, no fue tan bien como hubiera querido el Gobierno local. El presidente de la asociación, Antonio Gómez Bellón, no dio por buenas las explicaciones que le ofrecieron, a él y a la vicepresidenta. Se limitó a pedir que se les entregaran por escrito, junto con las compensaciones, para poder someterlas al dictamen de la junta directiva. “No soy solo yo, tengo que responder ante la asociación”, explicaba. 

En el escrito, se relatarán los hechos de nuevo, según el Ayuntamiento, y Cespa se comprometerá a tratar de compensar el daño. Por ejemplo, pagando los materiales e incluso podría patrocinar algunas de las actividades de la asociación. 

A pesar de todo, Bellón confesó que todavía no se cree las explicaciones que se le ofrecieron: “Me preguntaron si creía que aquello fue un error y yo le dije que me tenía que disculpar, pero que no”. Él recalca que la alfombra floral, compuesta por diez mil claveles, estaba rodeada con vallas metálicas del propio Ayuntamiento. “A las tres de la mañana nos vamos y a las cinco y  media la levantan con palas, barredora, y camión de agua para baldearlo”.

El día anterior había presentado una queja en el registro municipal y antes de entrar a la reunión ya había insistido en calificar el suceso como “un atentado, una venganza pobre”. Para Bellón, está claro: el que dio la orden es el responsable, al margen de si la fecha era la correcta o no. “Lo que pedimos es que retiraran las cajas y los restos”. En cuanto al hecho de que el Ayuntamiento subvencione la alfombra floral, el presidente afirma que fueron los propios asociados los que adelantaron el dinero: “La subvención  aún está por recibir”. 

“Me quedé algo asustado” 
También existe un aspecto emocional, lo que explica que la situación se desbordara en el palco del público durante el pleno, donde la Policía Local invitó a muchos de los manifestantes a marcharse si no se callaban, aunque alguno se quedó. “Yo no estuve pero sé que hubo palabras malsonantes”; reconoce Bellón, que admite también que no esperaba tal respuesta de público (se concentraron casi 300 personas delante del Ayuntamiento: “Yo me quedé algo asustado. Algunos se comportaron muy bien y otros no tanto”. 

Recuerda que la alfombra floral antes se disponía en la plaza mayor y que el día de la patrona dejó de ser festivo aunque hay que recordar que fue el anterior alcalde, Carlos Negreira, el que tomó esa decisión por primera vez: “Somos muchos los que amamos A Coruña y eso fue horroroso”.

Faro de Monte Alto rechaza todavía las explicaciones sobre la alfombra floral