Urkullu asegura que el Aberri Eguna será para los vascos “el renacimiento de un nuevo futuro”

El lehendakari, Iñigo Urkullu, colgó la ikurriña en el balcón de su domicilio de Durango (Vizcaya) | Ep
|

El lehendakari, Iñigo Urkullu, aseguró que el Aberri Eguna 2020 será el punto de partida para “el renacimiento de un nuevo futuro” para los vascos tras sufrir la pandemia del coronavirus, y animó a fomentar la “solidaridad y la cooperación” con los más necesitados.

A través de las redes sociales, Urkullu aseguró que ayer se celebraba el Aberri Eguna “de las personas”, y emplazó a que todos juntos en Euskadi y en todo el mundo se haga frente a “las dificultades” generadas por la crisis sanitaria del Covid-19.

Tras señalar que el día de la Patria Vasca es “un reconocimiento del compromiso de nuestros predecesores y la construcción” del País Vasco, consideró una prioridad “cuidar y responsabilizarse de los más necesitados”. En este sentido, emplazó a seguir promoviendo la “solidaridad y la cooperación”.  

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, colocó una ikurriña a primera hora de ayer en el balcón de su domicilio, en la localidad vizcaína de Durango, con motivo de la celebración del Aberri Eguna.

Urkullu exhibió la bandera de Euskadi en la terraza de su casa, en respuesta al llamamiento realizado por el PNV, y que repite cada año, para que sus militantes y simpatizantes coloquen en las fachadas la ikurriña.

“Dueños de su destino”

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, también colgó la ikurriña en su balcón en el barrio de Sanfuentes de la localidad vizcaina de Abanto y Zierbena (Bizkaia) con motivo del Aberri Eguna, que se celebró en una situación de pandemia del coronavirus que no permitió realizar actos en las calles. Además, a las 12.30 horas, el líder jeltzale guardó de silencio por las víctimas.

En este inédito Aberri Eguna, Andoni Ortuzar aseguró que, cuando se llegó “hasta el extraordinario extremo de exportar virus letales” como el coronavirus, “el pueblo vasco ha de tener las mismas oportunidades y capacidades que las naciones de su entorno”. Por ello, en el día en que se celebra el Aberri Eguna, se marcó como objetivo “lograr las máximas cotas de autogobierno” para Euskadi, con capacidad de decisión y que los vascos sean “dueños de su destino”.

Además, apostó por “la institucionalización plena de la nueva Euskadi, comenzada hace ahora cuarenta años”, y que “debe proseguir de manera decidida”, y añadió que “cuidar y proteger a vascos y vascas es hoy la prioridad del PNV, cuidar y proteger a la ciudadanía es hoy la mejor manera de construir nación, de garantizar nuestro futuro como pueblo”.

 

Aprender del “drama”

Por otro lado, EH Bildu abogó por aprender del “drama” que provocó el coronavirus para “construir una Euskal Herria mejor” y, en este sentido, advirtieron de que “la República Vasca de iguales es hoy más urgente que nunca”.

“Es el tiempo de la responsabilidad compartida entre todas las fuerzas sociales, económicas y culturales que creen en Euskal Herria y en su soberanía, en su derecho a decidir”, defendieron.

Urkullu asegura que el Aberri Eguna será para los vascos “el renacimiento de un nuevo futuro”