Canciller mexicana y aspirante a Nobel celebran la concesión del premio a UE

|

La canciller de México, Patricia Espinosa, destacó hoy las "profundas afinidades" y la "muy sólida relación" de su país con la Unión Europea (UE), a la que felicitó por hacerse acreedora hoy al Premio Nobel de la Paz 2012.
La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) señaló vía Twitter que el galardón era un "atinado reconocimiento" a los Veintisiete por "su labor por la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos en Europa".
El obispo de Saltillo, José Raúl Vera López, uno de los aspirantes a ganar hoy el Nobel de la Paz, según la televisión pública noruega NRK, también celebró la concesión del galardón a la UE, al señalar que era algo "muy atinado".
"A mí me parece que, como está la UE de que se van a desbaratar no más por el dinero, yo creo que el Comité del Nobel dijo 'oíganme, tienen otras cosas'" y las deben "mantener", sostuvo en entrevista con la emisora MVS.
Para Vera, el Nobel de la Paz a la UE es "un llamado a la conciencia política" que celebra "la democracia, el cuidar la reconciliación" la capacidad de "resolver conflictos" y "las relaciones" entre los países europeos.
"Me parece un signo estupendo, muy loable el que le hayan recordado a la UE las razones por las que se han unido. No es el dinero", insistió el defensor de los derechos de los migrantes y de los trabajadores de escasos recursos, especialmente de los mineros.
La UE, que atraviesa uno de los momentos más difíciles de su historia debido a la crisis económica que atenaza a varios países, aseguró hoy que recibe el Nobel de la Paz 2012 "orgullosa" de su identidad y convencida de que los mismos valores que sustentan el premio serán el revulsivo para superar su presente crisis.
El jurado destacó en su argumentación sus logros para "el avance de la paz y la reconciliación" en Europa, así como el establecimiento de "la democracia y los derechos humanos" en el Viejo Continente.
El fallo aseguró que "el mayor éxito" de la UE es haber logrado que "la paz, la democracia y los derechos humanos" hayan arraigado en Europa, y que la "guerra continental", en referencia a la II Guerra Mundial, acabase en "la paz continental". 

Canciller mexicana y aspirante a Nobel celebran la concesión del premio a UE