Las Fuerzas de Seguridad prosiguen sus gestiones para hallar a los hijos de Juana Rivas

|

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado continúan las gestiones que vienen desarrollando desde hace semanas para la localización de los hijos de once y tres años de Juana Rivas, la mujer de Maracena que permaneció ilocalizable durante 27 días tras no cumplir la orden de entregar a los menores a su padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico.
Fuentes de la Guardia Civil informaron de que estas gestiones continúan una vez que Juana Rivas, que está en libertad provisional, investigada por supuestos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la autoridad judicial, compareció detenida en los juzgados de Granada.

Visita al domicilio materno
Después de la declaración ante el juez de guardia, el martes por la tarde, agentes del Instituto Armado se personaron en el domicilio de la madre de Maracena para averiguar dónde se encontraban los niños.
Ante la respuesta negativa obtenida, los agentes no pudieron avanzar en sus gestiones, habida cuenta de que no existe una autorización judicial que permita la entrada y registro en el domicilio, ni ninguna orden especial en este sentido para restituir a los niños.
El auxilio solicitado por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, especializado en familia, en julio para el cumplimiento de la sentencia que obliga a Rivas a devolver los hijos a su excompañero sentimental, Francesco Arcuri, residente en Italia, fue comunicado telemáticamente a las Fuerzas de Seguridad.
En este sentido, las fuentes consultadas en la Policía Nacional señalaron que no se produjo cambio alguno que afecte al protocolo de actuación tras la comparecencia de Rivas en sede judicial. Dicho protocolo es el que se activa para la búsqueda de cualquier menor desaparecido, y no se hace “excepción” alguna en lo referente a la búsqueda de los niños de Maracena.

Reforzar el oficio de búsqueda
Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investiga el caso por la vía penal, podría reforzar de oficio la búsqueda de los niños por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado, las cuales, a su vez, también podrían pedir alguna orden de registro o entrada en domicilio.
En la vía civil, el mes de agosto es inhábil y la letrada de la Administración de Justicia solo permitió que fuera hábil para “medidas extraordinarias” relacionadas con el caso, sin que la ejecución de la sentencia para la restitución de los niños esté considerada como tal. Por tanto, ninguna de las dos partes pueden pedir en este momento ninguna medida al respecto, informó el TSJA, que agregó que, hasta el 1 de septiembre, tampoco el juez puede tomar iniciativas de oficio. Tampoco las Fuerzas de Seguridad pueden solicitarlas.

Recurso de la Fiscalía
Mientras, la Fiscalía de Granada estudia si recurrirá la decisión del juez de guardia de dejar en libertad provisional comunicada y sin fianza a Juana Rivas que podría volver a ser citada en sede judicial junto a Francesco Arcuri.
El auto del Juzgado de Instrucción número 9 de Granada, en funciones de guardia este pasado martes, cuando Juana Rivas compareció ante la autoridad judicial tras ser detenida por la Policía Nacional, señala que ante el mismo cabe recurso de reforma en el plazo de tres días o de apelación ante la Audiencia Provincial de Granada.
Por su parte, Isabel Rivas, la hermana de Juana, señaló que está “más tranquila” con sus hijos, al igual que el resto de la familia, la cual continúa “en la lucha” para que los niños puedan permanecer con ella.
La hermana señaló que Juana Rivas se mostró este pasado martes contenta de reencontrarse con sus hijos y con “ganas de pasar unos días de vacaciones con ellos”, aunque no concretó dónde.
Juana Rivas vivió este martes un “momento bastante delicado” tras lo cual su situación “sigue siendo complicada”, explicó su hermana.
Aún así, en el entorno familiar, aunque “tranquilos” no llegan a estar, sí mostraron su satisfacción por que la madre de Maracena no haya tenido que ir a prisión, y pidieron que se siga mirando por el bien de los niños.
En concreto, el mayor estaba “inquieto” ante la comparecencia judicial de Juana porque “pensaba que ya tenía que volver con el padre”, Francesco Arcuri, residente en Italia, y que a su progenitora “no la iba a volver a ver”. l

Las Fuerzas de Seguridad prosiguen sus gestiones para hallar a los hijos de Juana Rivas