Piden 11 años de cárcel para un hombre por pegar a su esposa delante de su hijo

|

m. pérez > a coruña

 La Audiencia Provincial juzgará el próximo martes a un hombre acusado de varios delitos de malos tratos continuados. El fiscal solicita que pase en prisión cerca de 11 años por agredir y vejar a su pareja durante todo su matrimonio.
El escrito de la acusación pública recoge que desde que empezaron a salir juntos, el comportamiento del imputado era el de una persona celosa y precisamente de esa desconfianza partían siempre las peleas entre los cónyuges. Esta actitud le llevaba a comportarse de manera violenta.
Atendiendo a la versión del Ministerio Público, el procesado “controlaba en todo momento” a su mujer porque pensaba que “andaba con otros hombres”. Esa situación se veía agravada “por su consumo de alcohol” y desembocaba en continuas vejaciones. La increpaba con frases del tipo “eres una hija de puta” o “no sirves para nada”, hasta provocarle un síndrome de la mujer maltratada por el que inició tratamiento psicoterapéutico en 2008.
Antes de que acudiese al médico, la Fiscalía apunta que llegó a golpearla varias veces hasta el día de la denuncia. Muchas de ellas incluso delante de el hijo menor de edad que ambos tenían en común. Pero entre todos estos episodios la víctima destaca dos, ambos ocurridos en 2008.
El primero ocurrió en el domicilio familiar donde a una hora indeterminada, ambos comenzaron a discutir porque el marido había llegado tarde a casa. En cuanto entró comenzó una disputa que giró en torno a una supuesta infidelidad y el procesado la agarró del cuello hasta que el menor de la familia acudió a ver qué pasaba y el encausado la soltó, terminando así con la escena. En aquel momento depuso su actitud, pero pocos días después volvieron las hostilidades.
Todo sucedió un 8 de julio del mismo año. El escrito de calificación relata como alrededor de las 00.30 horas se inició una pelea similar a la anterior, también por un problema de celos. La única diferencia es que en aquella ocasión la denunciante acudió a refugiarse en el dormitorio de su hijo, después de que él irrumpiese en la trifulca.

Rotura de tímpano > El acusado –según el fiscal– la siguió, entró en el cuarto y la sacó de allí agarrándola del pelo. De esa manera, la arrastró hasta el pasillo y en el camino le propinó “un bofetón en el oído” que le rompió el tímpano. La agresión continuó con varios puñetazos en la cara, sobre todo en la nariz, que resultó dañada con varias contusiones.
Tras los hechos, la mujer necesitó para su curación 230 días. Tres fueron de hospitalización para, entre otras cosas someterse a tratamiento quirúrgico, le dieron10 puntos. Durante dos meses estuvo incapacitada para trabajar y perdió un 67% de la capacidad auditiva.
A las pocas horas de la paliza, se presentó en el psiquiatra con un cuadro de tristeza, ansiedad, apatía, desmotivación y llanto. A su vez, el imputado también recibía tratamiento desde 1999 por su adicción al alcohol y a sus celos patológicos. El médico le diagnosticó en aquel momento un trastorno celotípico y un problema con el alcohol “que fue mermando sus facultades levemente” con el paso del tiempo.
Por ello se solicita que cumpla dos años por malos tratos, 10 meses por malos tratos en el ámbito familiar y otros nueve años por el delito de lesiones. Ademásde  permanecer alejado de su pareja durante 20 años.


 

Piden 11 años de cárcel para un hombre por pegar a su esposa delante de su hijo