Reportaje | Un decenio del acuerdo para solicitar el BIC para el Pazo de Meirás

|

Jueves, 9 de agosto de 2007. El Ayuntamiento de Sada acuerda solicitar a la Xunta la declaración del Pazo de Meirás como Ben de Interese Cultural (BIC). El PP y la Agrupación Sada Unida (ASU) de David Brandariz respaldan la moción propuesta por la coalición BNG-PSOE. El Partido Demócrata Sada Popular (PDSP) de Ramón Rodríguez Ares opta por la abstención y cuestiona el potencial turístico de As Torres. El portavoz de la formación por el que el exalcalde había concurrido a los comicios de ese año, preguntó incluso sobre la venta de “camisas azules” a las puertas de Meirás.
Hoy se cumplen diez años de una sesión en la que muchos advirtieron la consumación de la Transición en Sada. El resultado de la votación (once positivos y seis abstenciones) arrancó el aplauso de la sala y otorgó al nacionalista Abel López Soto la “autorización necesaria” para trasladar a la Xunta la solicitud de BIC para el Pazo de Meirás. 

Memoria
En este sentido, el edil del BNG Carlos Babío, que actuó como portavoz de la coalición municipal señaló que la aprobación de la propuesta comporta una prueba del “compromiso coa recuperación da memoria histórica do que alí sucedeu” desde 1939 hasta aquel 2007. Transcurrido un decenio, el pazo sigue en el “candelero”, aún a la espera de Carmen Franco Polo, que este verano aún  no se ha desplazado hasta Sada.    
El anuncio de que la Fundación Francisco Franco gestiona desde hace unos meses las visitas al BIC y el comunicado remitido por esta organización para agradecer a la heredera una “excelente oportunidade” para “mostrar la gandeza” del dictador es el último capítulo de un serial que parece no acabar nunca y que, en este ocasión, está causando un importante alboroto político en Galicia, alcanzando Madrid y Bruselas. 
En los próximos días, el pleno municipal volverá a abordar la cuestión del Pazo de Meirás. Pero esta vez por motivos bien distintos aunque, de alguna manera, el propósito sea dar continuidad a lo iniciado aquel 9 de agosto de 2017. La situación actual, la derivada por la intervención de la Fundación Nacional Francisco Franco, será el único punto del orden  del  día, proponiendo  el  rechazo  de  la  corporación a la decisión de la duquesa, Carmen Franco Polo; la condena a las palabras de los portavoces de la FNFF y la solicitud a la Xunta para que sea el municipio de Sada quien se encargue de las visitas al Pazo de Meirás. l

Reportaje | Un decenio del acuerdo para solicitar el BIC para el Pazo de Meirás