El expresidente del Pastor llevará a los juzgados al accionista que le denunció

26 febrero 2014 página 35 A CORUÑA, 25/02/2014.- El expresidente del consejo de administración del Banco Pastor, José María Arias Mosquera (i), a su llegada a los juzgados de A Coruña para declarar ante el juez tr
|

El expresidente del Banco Pastor José María Arias anunció ayer “acciones penales” contra el accionista que se querelló contra él y alegó que todo “fue un montaje” basado “en acusaciones falsas”.Arias, que asistió ayer al desayuno de Nueva Economía Fórum protagonizado alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, se pronunció así ante los periodistas y confirmó que iniciará dichas acciones penales una vez que la Audiencia de A Coruña ratifique la decisión del juzgado de instrucción número tres.
Este acordó en un auto con fecha del tres de julio el sobreseimiento de la causa contra Arias, y el exconsejero delegado Jorge Gost por varios presuntos delitos, entre ellos la administración fraudulenta de la entidad.
“Lo que realmente es importante es que queda acreditado lo que dije desde un principio, que es un montaje, es un conjunto de acusaciones falsas”, afirmó Arias, quien subrayó que “durante 2008, 2009 y 2010 no se encontró la más mínima irregularidad” y la investigación ha demostrado que es “una institución sólida y saneada” cuya fusión con el Banco Popular “fue una decisión puramente estratégica”.
“Somos la entidad que cuando se fusiona con el Banco Popular nos reconocen un valor un 30% por encima del que capitalizaba en bolsa y un 10% por encima del de ellos”, añadió.

Confirmación del auto
En cuanto se confirme el auto, indicó José María Arias que ejercitará “las acciones penales que corresponden” contra el querellante y piensa que “ese es el motivo por el que han recurrido, porque saben que se actuará penalmente contra ellos”.
Arias y Gost habían sido imputados ante los juzgados de A Coruña por supuesta administración fraudulenta, delito societario, falsedad documental y dos delitos más relativos al mercado y los consumidores, además de una supuesta estafa según la querella.
Los hechos objeto de la querella remontan a los ejercicios 2008, 2009 y 2010 cuando un denunciante catalán Manuel G.S. supuestamente demostró que “las cuentas de la sociedad eran falseadas mediante una trama financiera articulada con sociedades de las que el propio Banco Pastor era propietario”.
“La operativa diseñada permitía dar apariencia de solvencia a un banco que estaba en quiebra legal y en esa situación se dirigía al mercado de valores y lanzaba preferentes y acciones para ser suscritas las emisiones por pequeños clientes minoristas”, añaden los querellantes.
En un auto con fecha del 3 de julio pasado, la juez acuerda “estimar el recurso” de los imputados con lo que decide “el sobreseimiento libre de la causa, sin perjuicio del ejercicio de acciones que a su derecho convenga”.
La titular del Juzgado da la razón a los querellados y desestima el “recurso de reforma” del querellante, puesto en su momento tras el primer auto de sobreseimiento del caso. El fallo hace hincapié en la conclusión emitida por el Banco de España sobre los informes realizados por una perito, en el que se basó la querella, y los peritos KPMG, ambos “contradictorios”. n

El expresidente del Pastor llevará a los juzgados al accionista que le denunció