Flores apela a la “presunción de inocencia” ante la petición de dimisión del BNG por la “Pikachu”

El Ideal Gallego-2014-01-15-002-92343ff5

La operación “Pokémon” irrumpió ayer en el salón de plenos de María Pita. Se sabía de antemano que el BNG, en el turno de preguntas orales, preguntaría al alcalde, Carlos Negreira, si tenía previsto dimitir a los cargos políticos y de confianza que habían sido imputados por la jueza Pilar de Lara en el marco de la investigación que está llevando a cabo sobre supuestas irregularidades en las adjudicaciones a Vendex por parte del Ayuntamiento. No contestó Carlos Negreira, como pedían los nacionalistas, peros sí lo hizo uno de los imputados, el propio portavoz municipal y primer teniente de alcalde, Julio Flores, que apeló al “principio universal” de “presunción de inocencia”, al menos, mientras no se cierre la investigación.

“Señor Carril, le pedimos prudencia y paciencia porque esta fase de instrucción todavía no está finalizada, y es posible que la jueza instructora todavía quiera información de más personas que han tenido responsabilidades de gobierno en esta etapa y en etapas anteriores”, aseguró el popular, que dejó caer la posibilidad de nuevas imputaciones en los próximos días. Para el edil, pedir dimisiones ahora es “un ejercicio de ventajismo político”, y le recomendó a Carril la lectura de dos artículos publicados en prensa, en los que se hace referencia al hecho de que estar imputado no significa ser culpable, pero que la palabra imputado “se asocia a culpabilidad y genera el deterioro de la imagen personal, las atribuciones indebidas, un daño evidente a la honestidad y, como parece en este caso la petición de dimisiones por razones políticas”.

“Yo le presumo a usted conocimientos de derecho de los que este portavoz carece, presúmanos usted a nosotros la inocencia que nadie ha desvirtuado hasta la fecha”, pidió Flores, al tiempo que demandó de Carril que “confíe” en el “buen hacer de los concejales de los diferentes gobiernos y en el buen funcionamiento de los técnicos y de los órganos fiscalizadores del gobierno.

“Pedimos as dimisións porque responsabilidade penal non é o mesmo que responsabilidade política”, argumentó el portavoz del BNG, que confesó que la intervención de ayer fue “a máis difícil” de su etapa en María Pita. Defendió la presunción de inocencia a la que apelaba Flores, “aínda que cando un xuíz impute, non o faga gratuitamente”, pero recalcó que aunque “un comportamento pode non ser delitivo”, si es “incompatíbel cos principios éticos do goberno”. “Son cousas diferentes e non se pode facer depender unha da outra”, ratificó.

Flores apela a la “presunción de inocencia” ante la petición de dimisión del BNG por la “Pikachu”

Te puede interesar