Stop Desahucios exige la suspensión total del desalojo de Padre Feijoo para negociar un traslado

aurelia compareciã³ por la maã±ana ante los periodistas para hablar de su posible traslado quintana
|

Quid pro quo. Stop Desahucios estableció ayer como condición previa a una negociación sobre el traslado de Aurelia Rey desde el piso donde reside en Padre Feijoo a alguno de los emplazamientos que se le ofrezcan el compromiso de que se suspenda de forma “definitiva” la orden de desahucio que pesa sobre la octogenaria. Sin él, “non haberá negociación de ningún tipo”, amenaza la plataforma cívica, que da respaldo a la anciana desde que se conoció la decisión judicial de desalojarla de lugar donde reside desde 1979, motivada por el impago de una mensualidad de su alquiler en marzo de 2011.

Miembros y simpatizantes de Stop Desahucios continuaban ayer acercándose hasta el portal de la calle Feijoo, que por la mañana llegó a congregar a un centenar de personas. Allí, activistas y allegados siguen haciendo turnos para acompañar a la inquilina ante la sospecha de una acción policial sorpresiva.

Porque, a pesar de las negociaciones entre el nuevo abogado de la octogenaria y el de los propietarios de la vivienda, la orden judicial continúa activa y podría ejecutarse en cualquier momento. De hecho, el Servicio Común de Notificaciones y Embargos –encargado de dar cumplimiento al desahucio– informaba el lunes, tras los dos intentos fallidos de lanzamiento, de que al día siguiente oficiaría a las fuerzas de seguridad para que establecieran en qué momento la Policía podrá llevar a cabo el desalojo con todas las garantías de que la comisión judicial encargada de notificarlo saldrá indemne.

Eso podría ocurrir en las próximas horas o dentro de semanas, aunque el cambio de defensa de Aurelia Rey –hasta ahora la representaba una letrada de oficio– hace presagiar que el nuevo abogado intentará paralizar el proceso y buscará una salida consensuada que evite la actuación policial. Por de pronto, la afectada rechazaba el martes las ofertas de un piso con alquiler social de la Xunta en barrios como Eirís o Novo Mesoiro, al igual que lo hacía con el ofrecimiento de los Servicios Sociales municipales, que ya le habían buscado plaza en la residencia de Padre Rubinos. Su abogado confirmaba ayer que la mujer también ha recibido una oferta económica por parte de los propietarios, aunque todavía no se conocen las condiciones.

 

no en las afueras

Aunque por momentos, Aurelia Rey se muestra reacia a cualquier alternativa que no sea mantener su lugar de residencia, parece que la intermediación del abogado y los miembros de Stop Desahucios empieza a hacer mella y ayer, abría la puerta a otras opciones.

“A min que me busquen unha vivenda, se non é aquí no centro, en Ciudad Jardín ou na Palloza”, barajaba la residente en Padre Feijoo, después de justificar de nuevo su negativa a moverse a un barrio periférico. “Ir a onde non vivín? Eu viñen dos países americanos para estar onde estou”, señalo, para apelar después a todos los conocidos que la visitan en su casa y no podrían desplazarse a las afueras.

 

Stop Desahucios exige la suspensión total del desalojo de Padre Feijoo para negociar un traslado