La reducción de casos de Covid-19 en el área sanitaria coruñesa se estanca

|

Ocurrió cuando se doblegó la primera ola de coronavirus y está volviendo a ocurrir. A Coruña está encadenando una tendencia positiva en lo que se refiere a la reducción de casos de Covid-19, sin embargo, en lo que va de semana esta caída se ha estancado. Así lo evidenciaron, sobre todo, los ocho casos activos menos que se registraron en el balance de ayer de Sanidade, muy lejos de las dobles cifras que venía presentando el área sanitaria de A Coruña-Cee en lo que va de mes.

Y es que en todo diciembre el número de casos activos de Covid-19 se ha reducido en 766, lo que deja actualmente la cifra en 899. Sin embargo, la inmensa mayoría son fruto del buen comportamiento de la pandemia durante los diez primeros días del mes. Porque en lo que se refiere a los últimos cuatro, esta buena tendencia se ha estancado. La media de casos activos que se habían ido reduciendo llega a los 44 diarios, mientras que esta semana el área sanitaria se situó muy por debajo todos los días: ayer fueron ocho menos, el miércoles 22, el martes 26 y el lunes 38.

A esta estabilización –negativa– se une que ayer se volvió a incrementar en el área la presión sanitaria, con cinco ingresados más. Así, de los 81 hospitalizados, 69 están en el Chuac –once en la UCI–, cinco en el Modelo –uno en críticos–, uno en el Quirón y seis en el hospital de Cee.

Además, ayer se volvieron a producir víctimas mortales: en el Chuac fallecieron dos hombres, de 92 y 81 años, diagnosticados de coronavirus y con patologías previas. Con estas muertes, el número de óbitos en el área sanitaria ya alcanza los 305.

En lo que se refiere a nuevos casos, las pruebas realizadas ayer –873 PCR– detectaron 59 nuevos, mientras que las altas sumaron 11.564 en total tras anotarse otras 67 curaciones.

En lo que se refiere a la incidencia acumulada del la ciudad de A Coruña en los últimos catorce días, la cifra se volvió a reducir ayer para situarse en 115,2 casos por cada 100.000 habitantes. También se redujo en Arteixo (145,7), Betanzos (77,2) y Vilarmaior, que se unió a Vilasantar como los primeros municipios con cero contagios en las últimas dos semanas. En el lado contrario se incrementaron las incidencias en Cambre (117,7) e Irixoa (749,6). Con estos datos, la situación más preocupante se da en Aranga, Irixoa y Coirós, que tienen más de 250 casos por cada 100.000 habaitantes; mientras que Curtis tiene de 150 a 250; A Coruña, Arteixo, Culleredo, Cambre, Carral, Betanzos, Bergondo, Abegondo, Oza-Cesuras y Paderne están en el baremos entre 50 y 150; Sada y Miño en el de 25 a 50 u Vilarmaior y Vilasantar tienen menos de 25.

En los colegios la cifra se redujo a 94 (-5) –cayendo por primera vez del centenar desde el 23 de octubre–  y las aulas cerradas se mantienen en cinco. Por último, las residencias mantienen los contagios de dos trabajadores, en Padre Rubinos y en Santa Teresa Jornet.

La reducción de casos de Covid-19 en el área sanitaria coruñesa se estanca